Banco Mundial Descarta Posibilidad de una Segunda Recesión

Destelao.com te informa

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, ha descartado que la economía mundial vaya a entrar en una segunda recesión. "Yo no creo que Estados Unidos y el mundo entren en una segunda recesión", ha afirmado Zoellick, quien, sin embargo, ha advertido de que la UE se enfrenta a un momento "sensible" y que su futuro dependerá de que los líderes tomen "las decisiones adecuadas".

06 Sep 2011 0 comment   RTVE.es

"Creo que Estados Unidos presentará un lento crecimiento. No creo que vaya a caer en una segunda recesión, pero estos asuntos son muy difíciles de predecir porque hay eventos que desatan la incertidumbre en Europa y que podrían producir un reflujo hacia Estados Unidos", ha afirmado Zoellick.

Singapur, el presidente del Banco Mundial ha señalado que la Unión Europea se enfrenta a un momento "particularmente sensible" porque "hay varios asuntos que está convergiendo". Por este motivo, a su entender, el futuro de la eurozona depende de que sus líderes tomen las "decisiones adecuadas", un discurso similar al que la directora del FMI, Christine Lagarde, lanzara el domingo y en el que matizó que la recesión se podía evitar tomando las medidas adecuadas.

"Nos estamos moviendo en un periodo peligroso", ha dicho no obstante Zoellick, quien ha opinado que la manera que tiene Europa de combatir la crisis es aumentar la unidad y la cooperación financiera.

Durao Barroso: La UE saldrá fortalecida

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, que el lunes negaba una nueva recesión en la UE, ha señalado en Australia "los líderes europeos a nivel nacional tienen la firme determinación de mantener la estabilidad del euro", quien ha insistido en que la Unión Europea hará "todo lo necesario para mantener su estabilidad".

Para Durao Barroso, la UE saldrá fortalecida de la crisis y ha apostado por su fortaleza. "¿El euro y la UE (Unión Europea) sobrevivirán?", se preguntó el presidente comunitario en un discurso pronunciado en Sídney, a lo que rápida y tajantemente se respondió: "¡Sí!" ante el público, la mayor parte empresarios.

Durao Barroso ha explicado que los problemas de la deuda han obligado a todos los gobiernos del bloque europeo, ya sean de izquierda o de derecha, a realizar reformas estructurales, entre ellas fiscales, porque "los países vivían por encima de sus posibilidades". Estas medidas harán que "la Unión Europea salga fortalecida después de esta crisis", ha apuntado en su intervención, donde también ha afirmado que no hay planes para crear una agencia de calificación de crédito europea.