BC Aumenta 0.25% a Tasa de Política Monetaria

Destelao.com te informa

Santo Domingo.- En su reunión de política monetaria de marzo de 2017, el Banco Central decidió aumentar su tasa de interés de política monetaria en 25 puntos básicos, de 5.50% a 5.75% anual, efectivo a partir del 3 de abril.

En un comunicado emitido ayer, la autoridad monetaria indica que de acuerdo al esquema de gestión de liquidez de corto plazo del banco, el corredor de tasas se ajustó en la misma proporción, lo que indica que la tasa de depósitos remunerados de corto plazo aumenta de 4.00% a 4.25% anual y la tasa de facilidades de expansión (repos) se incrementa de 7.00% a 7.25% anual.

Explica que la decisión respecto a la tasa de referencia fue tomada luego de un amplio análisis del balance de riesgos en torno a las proyecciones de inflación incluyendo los principales indicadores macroeconómicos, las expectativas del mercado y el entorno internacional relevante para la economía dominicana.

En cuanto a los indicadores de precios, el BC sostuvo que durante los dos primeros meses del año la inflación acumulada alcanzó 1.04%, mientras la inflación subyacente, relacionada con las condiciones monetarias, ascendió a 2.01% interanual.

Expresa que no obstante, luego de mantenerse por debajo del límite inferior de la meta por un período de 30 meses, la tasa interanual de inflación ascendió a 3.34% en el mes de febrero, colocándose dentro del rango establecido en el Programa Monetario de 4%±1%. El sistema de pronósticos indica que, bajo un escenario activo, la inflación se ubicaría alrededor de la meta en el horizonte de política monetaria.

Agrega que en el ámbito externo, Estados Unidos de América (EUA) revisó al alza su tasa de crecimiento del último trimestre del pasado año de 1.9% a 2.0% interanual, alcanzando una expansión interanual de 1.6% en 2016.  La tasa de inflación interanual alcanzó 2.7% en el mes de febrero, mientras  la tasa de desempleo se situó en 4.7% a la vez que se continúan observando mejoras en distintos indicadores del mercado laboral.

En este contexto, la Reserva Federal (FED) incrementó su tasa de política en 25 puntos básicos, ubicándola en el rango 0.75%-1.00%. Cabe destacar que según la opinión de la mayoría de los  miembros del consejo de gobernadores de la FED, se podrían esperar al menos dos incrementos adicionales en la tasa de política en lo que resta de año. Según Consensus Forecast, EUA crecería en torno a 2.2% en 2017 y 2.4% en 2018, mientras la tasa de inflación, durante esos años, alcanzaría 2.5% y 2.3%, respectivamente.

Por otro lado, luego de crecer 1.7% en 2016, la producción real de la Zona Euro (ZE) se expandiría 1.6% en 2017 y 1.5% en 2018, según Consensus Forecast. A su vez, se esperan tasas de inflación para la ZE de 1.7% y 1.4% para esos años, por debajo de la meta de 2.0% del Banco Central Europeo (BCE).

Las condiciones macroeconómicas en la ZE han llevado al BCE a mantener una postura expansiva de política monetaria, con una tasa de referencia de 0.0%. En consecuencia, el diferencial de tasas de interés entre EUA y la ZE se ha incrementado, lo que ha creado las condiciones para un dólar fuerte en los mercados internacionales.

Datos económicos de la región

En el caso de América Latina, luego de una caída del PIB de -0.6% en 2016, la región iniciaría la recuperación del crecimiento económico según Consensus Forecast, proyectándose una expansión del producto real de 1.6% en 2017 y de 2.6% en 2018. Este crecimiento es consistente con el hecho de que los países de la región exportadores de commodities se beneficiarían de mayores precios de los bienes primarios en los mercados internacionales. En el caso del petróleo, el precio del barril se sitúa en torno a US$50, lo que indica un alza de 13.5% con relación a su valor de hace doce meses.

En el ámbito doméstico, la actividad económica sigue creciendo por encima de su potencial, aunque se observa una convergencia gradual a este nivel en el mediano plazo. Al mes de febrero, la tendencia-ciclo del indicador mensual de actividad económica (IMAE) registró un crecimiento interanual de 5.5%, en consonancia con las proyecciones del Programa Monetario.

A su vez, el crédito al sector privado en moneda nacional se expande a una tasa interanual en torno a 11.0% al cierre del mes de marzo, cifra superior al crecimiento del producto nominal.

Por el lado de la política fiscal, las finanzas públicas evolucionan según el objetivo presupuestario de un déficit de 2.3% del PIB para 2017, lo que apuntaría a un superávit primario de 0.8% del PIB para el cierre del año.

En cuanto a las cuentas externas, el déficit de cuenta corriente cerró 2016 en 1.5% del PIB, su nivel más bajo en una década, permitiendo una acumulación importante de reservas internacionales. Al mes de marzo, las reservas internacionales se mantienen por encima de US$6,200 millones, facilitando así el mantenimiento de la estabilidad relativa del tipo de cambio.