Destelao.com te informa

Gobernaba el presidente Antonio Guzmán Fernández, quien tan solo tenía 380 días de ejercicio del poder cuando el 31 de agosto de 1979 siendo las 3:00 de la tarde y por estar ubicada la República Dominicana en la ruta de los ciclones y huracanes, hizo acto de presencia el más poderoso de los fenómenos atmosféricos que han impactado sobre el país directamente, produciendo muertes estimadas en cerca de 4,000 vidas humanas, Cientos de miles de damnificados, pérdidas materiales por 829 millones de dólares, según cifras gubernamentales. Llegó a alcanzar su máxima intensidad con vientos máximos sostenidos de 175 mph (280 km/h) a su paso por nuestra isla se convirtió en huracán categoría 5. El ojo pasó casi directamente sobre la ciudad capital, afectando el litoral sur desde el Distrito Nacional, Haina, San Cristóbal, Baní, Azua… creando daños considerables a la producción agrícola en todo el Territorio. 

En cuando al hura­cán David el 31 de agosto de 1979, su ojo o vór­tice entró por la pro­vin­cia de San Cris­tó­bal, espe­cí­fi­ca­mente por la zona de Palen­que. Sin embargo, por la inten­si­dad de los vien­tos y llu­vias torren­cia­les de dicho hura­cán de cate­go­ría 5 en la escala Saffir-​​Simpson, sus efec­tos des­truc­ti­vos en Baní (ciu­dad y comu­ni­da­des rura­les) fue­ron enor­mes. En tér­mi­nos de desas­tres natu­ra­les acae­ci­dos en terri­to­rio domi­ni­cano, la historia se dividió en antes y de un des­pués del huracán David.

El Huracán David fue muy destructor produjo grandes daños a las edi­fi­ca­cio­nes, infra­es­truc­tu­ras via­les y de ser­vi­cios, agri­cul­tura y gana­de­ría pero impactaron mas y se hicie­ron mayo­res cuando seis días des­pués, el 5 de sep­tiem­bre la tor­menta Fede­rico remató con su secuela de copio­sas llu­vias en Baní y el resto de la región Sur, de manera significativa afectó los muelles y puertos nacionales de manera particular Santo Domingo y Haina.

David dejó la nación parcialmente destruida un día como hoy 31 de agosto el 1979, tenía quien suscribe tenía la edad de 14 años y lo que aprecié y viví me produjo mucho pánico, puesto que sus vientos producían un sonido aterrador derribando todo a su paso, en Los Mina aún en desarrollo vi muchas hojas de zinc volar como si fueran cuchillas, las cuales pusieron fin a muchas vidas, dejando en evidencia la pobreza de aquella década, era mi primer año de estudios académicos en el liceo Fabio Amable Mota en Los Mina Viejo, el país fue declarado de emergencia y recibió ayudas de naciones amigas.

Río Ozama dentro del sector La Barquita de Los Mina