D'Estelao.com te informa

Ante la sospecha de que los cuerpos encontrados en las últimas horas en el área de Long Island son el resultado de las andanzas de un posible asesino en serie, la policía de Nueva York pidió la cooperación de varias agencias federales y peinaron la zona en búsqueda de más víctimas.

Con la ayuda de varios perros amaestrados, más de dos docenas de agentes estatales y federales descendieron nuevamente en la zona y abarcaron varias playas cercanas que no habían sido rastreadas en la búsqueda de evidencias o de más restos humanos.

En un evidente intento por aliviar la preocupación de la población bajo la sospecha de la posible existencia de un asesino en serie, el comisionado de policía del condado de Suffolk, Richard Dormer, aseguró que se trata de un hecho aislado y negó que andaran tras un "Jack el destripador", haciendo referencia al famoso asesino en serie que degollaba, estrangulaba y mutilaba a varias prostitutas. 

Luego del hallázgo de los cuatro cadáveres en Long Island a principio de esta semana y de que las investigaciones indicaran que dichos cuerpos correspondían a mujeres, las autoridades indagan en la base de datos de personas desaparecidas en la zona y realizan pruebas de ADN con la esperanza de poder identificar las osamentas encontradas.

Los investigadores sospecharon, en un principio, que uno de los cuerpos podría ser el de Shannan Gilbert, una prostituta de 24 años que residía en Jersey City y que fuera vista por última vez en el área de Oak Beach, pero luego de conocerse los resultados de la investigación, se confirmó que ninguno pertenecía a la jóven desaparecida.

Se informó que la policía habría incautado un vehículo de la residencia de un hombre identificado como Joseph Brewer, de 46 años; pero luego de una exhaustiva revisión en busca de pistas, la uniformada señaló que no habían encontrado nada que comprometiera al sujeto con la desaparición y posterior asesinato de las féminas, por lo que indicaron que Brewer, por el momento, no es considerado sospechoso.