D'Estelao.com te informa

Ante el incremento de los casos de asaltos y asesinatos contra los taxistas, el dominicano Fernando mateo, presidente de la Federación de Taxistas de Nueva York, anunció la implementación del uso de chalecos antibalas por parte de los conductores públicos que trabajan en zonas de alta incidencia criminal.

La medida, según Mateo, iniciará con un programa piloto para el cual se seleccionará a doce conductores del horario nocturno que trabajan en las áreas del sur del Bronx, Jamaica, en Queens, East New York y Brooklyn, por ser estos los sectores con mayor índice de asaltos y ataques contra los trabajadores del volante.

Para la implementación del plan piloto, se anunció la donación de los primeros doce chalecos a pruebas de bala por parte de la compañía Security USA, los cuales, según Fernando Mateo, son de la misma calidad y resistencia que los usados por los oficiales de policía de Nueva York.

Cada chaleco donado por la mencionada firma de seguridad tiene un costo aproximado en el mercado de unos 400 dólares, de acuerdo a los detalles suministrados.

Hablando en representación de la compañía Security USA, Clark Peña, señaló que el propósito del plan es mejorar la protección de los conductores de taxis de La Gran Manzana y manifestó que espera que otras empresas sigan el ejemplo de la firma para la cual trabaja.

"El programa es increíble. En realidad es una red de seguridad más, con un nivel más elevado". afirmó Mateo.

Hablando en nombre de la federación que agrupa a los trabajadores del volante, Fernando Mateo también hizo un llamado a los policías retirados de Nueva York para que donen sus chalecos viejos, en aras de ayudar a proteger las vidas de los taxistas.

De acuerdo a Mateo, los conductores de la compañía de taxis LIVERY son objetos de, por lo menos, 300 asaltos y robos cada mes.

El programa piloto se pondrá en marcha en honor al taxista de origen hispano César Santos, quien fue asesinado en junio de este año producto de un asalto.