Destelao.com te informa

Considerando el papel que ha desempeñado la comunidad de dominicanos en el extranjero para mantener viva y cargar sobre sus hombros la mayor parte del peso de la alicaída economía dominicana, muchos dirigentes políticos y comunitarios de ultramar calificaron como una "limosna" el otorgamiento de solo siete diputaciones.

A pesar de este calificativo, el otorgamiento de siete diputaciones que serán elegidas por la comunidad dominicana en el exterior, y que representará a nuestra diáspora ante el Congreso Nacional, es un aspecto novedoso que nos traerá el próximo proceso electoral a celebrarse en mayo del 2012.

Además de novedoso, el poder elegir a sus representantes ante el Congreso de La República, resulta, hasta cierto punto, interesante para este sector y traslada hacia el exterior el antagonismo de nuestros partidos políticos tradicionales que se enfrascarán en una lucha por obtener la mayor incidencia en la toma de decisiones en la Casa de las Leyes de la tierra de Duarte.

Los partidos que obtengan la mayoría de estas diputaciones, aumentarán su fuerza en cuanto al veto y aprobación de las leyes que conozca la Cámara.

Por ello, el sondeo de opinión realizado por la experimentada firma Latin Delta Marketing and Consultant, no quiso dejar de lado el sentir de los entrevistados en cuanto a sus preferencias por algunos dirigentes políticos que han mostrado su interés de aspirar a uno de los siete puestos a diputados en representación de nuestros coterráneos en el exterior.

De acuerdo con al estudio realizado por la mencionada firma, la lista de la preferencia de los dominicanos en edad de votar la encabeza Gregorio Morrobel, del PLD, con un 21.89 por ciento; seguido del médico Rafael Lantígua, del PRD, quien fue favorecido con el 16.08 por ciento de la preferencia de nuestra diáspora neoyorquina.

Carlos Feliz, del PLD, ocupo el tercer puesto de la preferencia con un 10.14 por ciento; mientras que, Emilio Vargas, del PRD, con un 7.43 por ciento se ubico en el cuarto puesto, seguido muy de cerca de Rafael Nuñez, también del PRD, que obtuvo un 5.81 por ciento para colocarse en el quinto lugar.

Por su parte, Víctor Comprés, del PLD, se instaló en el sexto puesto de la preferencia electoral de nuestra comunidad en ultramar, con un 4.59 por ciento. Francisco Fernández, del PRD, obtuvo un 4.05 por ciento, ocupando el séptimo lugar.

Juan Alberto Mercado (PRSC), Alfredo Rodríguez (PLD) y Rubén Luna ( PRD), empataron en el octavo lugar con un 3.78 por ciento cada uno; José Lloverias (PRD) obtuvo el noveno puesto de la preferencia con un 3.65 por ciento.

El porcentaje de indecisos se ubicó en un 4.46 por ciento; mientras que la cifra de los que se negaron a votar por los posibles candidatos a diputados fue de un 1.76 por ciento.

Un grupo de dirigentes políticos que también manifestaron que aspirarían a una de las diputaciones se mantuvo por debajo del 2 por ciento de la preferencia de los entrevistados.

Entre ellos, José Carbonell (PQD) alcanzó un 2.84 por ciento; Luis Ligthow ( PLD) un 1.89 por ciento; Jacqueline Guilamo (PLD), un 1.76 por ciento; Francisco Roa (PRSC), 1.49 por ciento. Mirtha Piña (PRD) y Luis Ferreras (BIS) obtuvieron 0.41 por ciento cada uno.

El muestreo abarcó un universo de 1,258 dominicanos en edad de votar, con un margen de error de un 3 por ciento.