Destelao.com te informa

Un grupo de empleados del Gobierno Dominicano con asiento en Nueva Inglaterra denunció que está siendo amenazado con ser despedidos de sus puestos de trabajo si no recolectan 1,500 firmas en apoyo al proyecto de reelección del presidente Leonel Fernández. Según el grupo de servidores públicos, las amenazas provienen directamente del Cónsul General de la República Dominicana en Boston, Dominico Cabral, a quien acusaron de haberse comprometido con el senador y miembro del comité político del Partido de la Liberación Dominicana Félix Bautista para conseguir 50 mil firmas de endorso para el mencionado proyecto. 

En ese sentido, recordaron que en una visita a la ciudad de Nueva York en diciembre del 2010, el Ingeniero Bautista se responsabilizó a recolectar más de 2 millones de firmas en respaldo a la reelección del primer mandatario, lo que comprometió al Cónsul de Boston a trabajar para conseguir el endorso de 50 mil personas para tal propósito.

De acuerdo a los quejosos, en esa ocasión, Bautista señaló que la reelección del mandatario es el deseo de la inmensa mayoría del pueblo dominicano, consciente de la enorme y positiva obra de gobierno que desarrolla Fernández y calificó de irreversible la repostulación, diciendo que "el presidente va en el 2012".

Según ellos, el principal propulsor del proyecto reeleccionista de Leonel Fernández explicó ampliamente la estrategia interna para conseguir ese objetivo, detallando que si el mandatario rechaza el que 8 de los 13 jueces del Tribunal Constitucional que están del lado de la reelección, aprueben la repostulación por razones de "elegancia", entonces el equipo nacional de la reelección se encargaría de conseguir 2 millones de firmas para eliminar los escollos.

Ningún miembro del grupo quizo identificarse por temor a represalias que puedan poner en riesgo sus empleos, pero nos remitieron a la página "Juan Bosh Vivirá", en la red de Internet Facebook, donde según dijeron, podríamos encontrar más detalles relacionados con la denuncia.

Calificaron la iniciativa del funcionario diplomático como ilegal, perniciosa y clientelista, toda vez que pretende comprar las voluntades políticas de la gente pobre utilizando como arma la intimidación y amenazando a los empleados del área de Nueva Inglaterra con separarlos de sus puestos de trabajo si no logran la cuota asignada de firmas para el soporte del proyecto reeleccionista de algunos funcionarios cercanos al mandatario dominicano.

Por la gravedad que envuelve esta acusación, en reiteradas ocasiones intentamos contactar al Cónsul Dominico Cabral para conocer su reacción al respecto, pero todos nuestros esfuerzos resultaron infructuosos.

Las quejas de los empleados del Gobierno Dominicano con asiento en Nueva Inglaterra, ha despertado la inquietud de los detractores del proyecto reeleccionista que encabezan algunos funcionarios que entienden que solo con el liderazgo del presidente se puede garantizar la continuidad del PLD en el poder.

Sin embargo, algunos opositores políticos del presidente Fernández, fuera y dentro de su Partido, entienden todo lo contrario, argumentando que la repostulación del primer mandatario, significaría la despedida del poder del partido morado, debido a que, según expresan, en tres periodos de gobierno, el primer mandatario no ha sido capaz de resolver los problemas básicos de la sociedad dominicana, tales como la energía eléctrica, el suministro de agua potable, la salud pública, los problemas de la educación, entre otros.

Así las cosas, todo parece indicar que el tema de la repostulación del presidente dominicano, es solo la punta de una madeja de la que todavía queda mucho por desenredar.