Destelao.com te informa

El plan de presupuesto del gobernador de Nueva Jersey que será anunciado la semana próxima, contiene serios recortes al programa de salud conocido como Medicaid; lo que afectará, en gran medida, la calidad de vida de los habitantes del Estado Jardín.

Chris Christie ha estado viajando por todo el país y, de acuerdo a lo que ha estado diciendo en sus discursos, parece que son inevitables los recortes al programa que hace posible que los pobres reciban una adecuada atención médica. 

En uno de sus discursos, el gobernador Christie dijo que el estado se enfrenta a un déficit presupuestario de 11 millones, por lo que su administración tiene la responsabilidad de controlar los gastos. Además, no se pueden aumentar los impuestos, lo que los obliga a realizar recortes, sacrificando a un sector tan susceptible como es el programa de Medicaid, el cual garantiza un cuidado médico de óptima calidad para las personas de escasos recursos económicos.

"Tenemos que enmendar el programa de Medicaid, porque de no hacerlo, no solo significaría la bancarrota del gobierno federal, sino también, la quiebra de todos los gobiernos estatales", dijo Christie. 

Otros estados ya han reducido el alcance del programa federal de salud en coberturas opcionales, como los medicamentos recetados, anteojos y servicios quiroprácticos y dentales. 

A pesar de que la medida del gobernador Christie afectará enormemente la calidad de vida de los habitantes del Estado Jardín, algunos residentes dicen que entienden la necesidad de los recortes. 

Un residente de Nueva Jersey, al ser entrevistado sobre el particular, dijo "Creo que si no controlamos esta situación ahora, tomando decisiones responsables, nadie sabe lo que pueda pasar en este país dentro de unos años."

Para otros, de recursos económicos más limitados, los recortes al Medicaid "es una vergüenza" y solo se preguntan cómo van a pagar por sus medicamentos recetados y por el cuidado médico sin la cobertura de Medicaid. 

El director de una clínica local dijo que en la actualidad está enfrentando recortes de los fondos federales y argumentó que si el Estado hace lo mismo, no tendría otra alternativa que despedir a los trabajadores y recortar los servicios a los pobres. 

"Si cerramos nuestros centros de salud y detenemos los servicios, la única alternativa sería la sala de emergencias, que está a unos 200 o 300 por ciento por encima de nuestros costos y lo peor de todo es que, al final del día, los hospitales continuaran cerrados", afirmó el director de la clínica.

La realidad, dijo, es que los pacientes que dependen de Medicaid realmente no tienen dónde ir. 

Se espera que el gobernador Christie, anuncie su plan de presupuesto el martes próximo; hasta entonces, el gobierno no divulgará ninguna información, según indicó un vocero.