Destelao.com te informa

 

En un esfuerzo por reducir el déficit  presupuestal de 40 millones de dólares con que opera el Departamento de Educación, el alcalde de Rodhe Island, Angel Taveras, anunció ayer que su administración realizará algunos recortes,  especialmente en el área de la educación, lo que incluye el cierre de varias escuelas públicas y el despido de un gran número de maestros.

 

La decisión tomada por Taveras, de origen dominicano, no tiene precedentes en la historia de Rodhe Island; pero fue necesaria, debido a la profundidad de la crisis financiera que enfrenta la ciudad y las escuelas, según indicó.

Anunció que en los próximos días, el distrito escolar  enviará notificaciones de despido a 1.926 maestros y justificó la determinación argumentando que es una medida necesaria para enfrentar al déficit financiero de la ciudad, que se estima supere los 57 millones de dólares.

Las autoridades de Educación, por su parte,   dijeron que se vieron obligados a emitir los anuncios de despidos masivos, debido a que la ley exige que los maestros sean notificados con tiempo sobre posibles suspensiones o cancelaciones.

En los últimos años, el Departamento de Educación de la ciudad  ha emitido varias notificaciones de suspensiones, en el entendido de que la mayoría de puestos serían restablecidos en un lapso corto de tiempo.

La gran pregunta de los educadores, sin embargo,  es el papel que jugará la antigüedad en el servicio durante el proceso de recortes; lo cual era el método principal que se  utilizaba para cubrir las vacantes, pero que fue  abolido, desde hace ya un tiempo.

La eliminación de este método, provocó la protesta del Sindicato de Maestros de Providence, que presentó una demanda contra el distrito escolar en procura de  que se restablezca  la antigüedad, como fundamento principal para otorgar las posiciones vacantes.

Mientras tanto, el Departamento de Educación local cubre las plazas de trabajos disponibles sobre la base de un proceso de entrevistas que requiere que los profesores sometan, junto con la solicitud del empleo,  un modelo propio de enseñanza y una muestra de buena escritura.

Por su parte, el superintendente de Educación, Tom Brady, dijo el miércoles en una entrevista, que espera que la mayoría de los maestros que serán suspendidos, recuperen sus puestos de trabajo el próximo año.

En esta ciudad, el presupuesto del Departamento de Educación está, más o menos, equilibrado este año; sin embargo, el distrito se enfrenta a una pérdida significativa de fondos federales el próximo año, equivalente a 14 millones de dólares, lo que ha generado una grave crisis en el sistema educativo y laboral.