Destelao.com te informa
Las autoridades judiciales de Nueva York presentaron nuevos cargos criminales contra dos policías hispanos acusados de haber violado a una mujer a la que estaban supuestos a proteger y escoltar hasta su hogar, debido al alto grado de ebriedad en el que se encontraba.
Además del delito de violación, los agentes del orden Franklin Mata, de 27 años y Kenneth Moreno, de 43, fueron acusados de varios cargos de robo, entrada ilegal a un edificio, falsificación de documentos, intento de alteración de pruebas y de mala conducta profesional, este último, por no llamar a una ambulancia que podría haber llevado a la víctima a un hospital. 

Según el pliego acusatorio, la noche del 7 de diciembre del 2008, los agentes Mata y Moreno, acompañaron a la supuesta víctima, de 27 años, hasta su apartamento del barrio East Village, en Manhattan, debido al alto estado de embriaguez en que se encontraba. 

Una vez dentro del inmueble, mientras Mata esperaba en una habitación contigua, Moreno se puso un preservativo y violó a la víctima, en momentos en que esta se encontraba indefensa e incapaz de defenderse, según la acusación. 

Con la presentación de los nuevos cargos presentados por la fiscalía neoyorkina, ahora aumentan a 26 los delitos que enfrentarán los dos agentes hispanos, en un juicio que está pautado para celebrarse el 28 de marzo en la Corte Suprema de Manhattan.

De acuerdo con el documento presentado en corte por los fiscales, los policías entraron en cuatro ocasiones a la residencia de la mujer supuestamente violada.

Según un portavoz oficial, la fiscalía dispone de un video grabado por una cámara ubicada en la calle donde vive la joven abusada y que será mostrado en el juicio, donde se ve claramente que los acusados entraron a la casa de la víctima en cuatro oportunidades.

Por su parte, el abogado de Kenneth Moreno, Joseph Tacopina, dijo que el hecho de que se acuse al agente de entrar cuatro veces en el apartamento de la mujer aparentemente abusada, ayuda a su defensa; ya que, originalmente, la fiscalía había asegurado que eran tres las veces en que su representado había estado en el mencionado inmueble.

En ese sentido, el abogado defensor señaló que los policías hispanos entraron al apartamento "para comprobar que esta mujer estaba bien".

"La fiscalía asegura que la violación ocurrió en la tercera visita. ¿Para qué volvieron entonces al apartamento una cuarta? No tiene ningún sentido", sentenció Tacopina. 

De acuerdo al abogado, su cliente está nervioso y muy preocupado, pero confía en que el sistema de justicia lo absolverá de los cargos en su contra.

En cuanto al aumento de los cargos, Tacopina dijo que se trata de una movida estratégica de la fiscalía para engordar el caso, pero adelantó que la misma no tendrá ninguna repercusión.
De ser encontrados culpables, los dos policías, de cuyas nacionalidades no han querido hablar ni los fiscales ni la defensa, se exponen a una condena de hasta 25 años tras las rejas.