Choferes Arman Tapón Frente a la JCE

Destelao.com te informa:

Santo Domingo.- El Movimiento Rebelde (MR) protestó frente a la Junta Central Electoral (JCE) en demanda de que se revise la resolución que niega su reconocimiento como partido político.

10 Oct 2015 0 comment   Genrris Agramonte

Un gran taponamiento fue ocasionado a todo lo largo de la avenida Luperón y gran parte de la avenida 27 de Febrero, cuando choferes afiliados a la Federación Nacional de Transportistas la Nueva Opción (Fenatrano) se concentraron frente a la sede de la Junta Central Electoral (JCE), en demanda de que dicho organismo reconozca como partido al Movimiento Rebelde que lidera el diputado Juan Hubieres.

 

La protesta forma parte de una serie de manifestaciones anunciadas por el presidente de Fenatrano, Juan Hubieres, contra el pleno de la JCE, órgano que el pasado 8 de septiembre rechazó la solicitud de reconocimiento del Movimiento Rebelde como partido político.

En ese entonces, Hubieres acusó al presidente de la JCE, Roberto Rosario Márquez, de actuar de manera perversa contra esa organización.

Roberto Rosario

Roberto Rosario informó en su cuenta de Twitter que dio instrucciones al Secretario General de la Junta Central Electoral, para que reciba una comisión designada por los manifestantes.

“Esperamos que estos ciudadanos ejerzan sus derechos de manera pacífica y que el gran congestionamiento vehicular no se extienda demasiado”, escribió Rosario en la cuenta @RRosarioMarquez.

Una delegación del MR, encabezada por Hubieres, depositó ante la Secretaría General de la JCE, una solicitud de revisión de la resolución mediante la cual le fue denegado el reconocimiento como partido político.

Cientos del autobuses y carros transportaban a los militantes del movimiento político.

Hubieres dice técnicos JCE falsificaron firmas

El documento entregado contiene 568 elementos de prueba sobre las supuestas irregularidades identificadas por la Comisión Político Técnica del Movimiento Rebelde.

 

Hubieres acusó a los técnicos de la JCE de falsificar más de 10 firmas de otros técnicos de ese organismo y de 30 ciudadanos que respaldaron la solicitud de reconocimiento.