Sol Gas Se Hará Responsable De Pagar Los Daños

Destelao.com te informa:

Santo Domingo.- Las personas que resultaron afectadas física y materialmente con la explosión del pasado martes en la envasadora Sol Gas, en La Esperanza, Los Ríos, empezaron a recibir respuesta por los daños sufridos. Durante el día de ayer, dirigentes comunitarios y los afectados se reunieron por largas horas con Miguel Ángel Hernández, cuyo carnet lo identificaba como encargado de Operaciones de Propagas.

19 Feb 2016 0 comment   Diana Rodríguez

En el encuentro, Hernández, quien no quiso explicar el vínculo de Propagas y Sol Gas, se comprometió a cubrir los daños provocados por la explosión en la planta de gas. El representante de Propagas aseguró a los líderes comunitarios que se cubrirá desde los gastos médicos de seis personas que se encuentran en cuidados intensivos en el hospital Ney Arias Loras, debido a la explosión, hasta casas desplomadas, vehículos afectados y daños a puertas, ventanas y cristales.

“Fíjese que yo no quise hacer nada que no fuera a través de los representantes comunitarios. Nosotros somos, los que estamos aquí, la parte del corazón de la compañía, lo demás es número, seguro y abogado”, dijo Hernández a los miembros de juntas de vecinos. “Cubriremos hasta la pinta de sangre que necesiten. No importa el costo. Estamos aquí y seguro que les vamos a resolver”, afirmó.

Ante los insistentes cuestionamientos de saber más acerca de la empresa que representa, sólo contestó: “Mi trabajo nada más es darle el frente a la comunidad, no estoy autorizado a hablar”.

Este medio se percató que algunas de las grúas que trasladaron el pasado miércoles los vehículos impactados por el siniestro tenían el logo de la empresa Propagas. La indemnización se está llevando a cabo de manera individual y se está realizando de la siguiente manera: identificación y habilitación.

Actualmente, representantes de juntas de vecinos y la empresa trabajan en la primera parte. Se concentran en el levantamiento de los daños. Durante la reunión se acordó que la prioridad será buscar solución a las personas que quedaron sin viviendas o que por las condiciones de riesgo en que se encuentran no pueden permanecer en éstas.

Pagarán depósitos a inquilinos

La empresa se comprometió a pagar los depósitos del alquiler a las personas que se vieron obligadas a desalojar sus casas. También asumirá el costo de los vehículos que, a causa de la explosión, quedaron destruidos o en mal estado.

“Si ahora mismo buscan las casas, en media hora ustedes tienen sus depósitos, porque no voy hacer nada que no sea a través de los dirigentes comunitarios”, aseguró el representante de Propagas.

Agregó que los mismos afectados han ido ubicando sus casas. “Se le están pagando los depósitos para entonces ponerles los ajuares que perdieron, lo justo, lo que perdieron, comprárselo todo. Esas son las cotizaciones que yo estoy recibiendo”.

En tanto, con un listado en manos, el presidente de la junta de vecinos Unión y Progreso, Luis Alfredo Arnaud, explicó, por renglón, la cantidad de personas que deberán ser indemnizadas. Antes de empezar a dar detalles de lo registrado, dejó claro que el número puede variar, debido a que aún no concluye el levantamiento. “Son 58 afectados con pérdidas en sus casas, y faltan algunos”, dijo. Indicó que las viviendas que resultaron con daños pueden elevarse a 70. Mientras escuchaba las demandas, el encargado de Operaciones de Propagas animó a los afectados con las siguientes palabras: “Yo no he dicho, ni voy a decir nada que no pueda resolver”.

Siniestro activa la asistencia y solidaridad

Los afectados con la explosión, en la parte alimenticia, han estado recibiendo la asistencia de los Comedores Económicos y de organizaciones civiles y religiosas. La encargada del Departamento de Evaluación y Control del Plan de Asistencia Social de la Presidencia ayer estuvo haciendo un levantamiento para determinar cuáles y cuántas son las familias que resultaron con daños en su propiedad a fin suplirlas de ajuares y electrodomésticos. Dijo que la institución ha entregado raciones de alimentos, sábanas y mosquiteros.