Destelao.com te informa

A la Lic. Cándida de Medina Honorable Primera Dama de la Republica Dominicana

Permítanos muy respetuosamente hacerle llegar estas palabras llenas de verdad y humildades, esperando tener de usted una pronta y positiva respuesta.

"La historia debe de escribirse basada en hechos, documentos, pruebas y realidades, la conformación de nuestra organización, sin fines de lucro alguno, es resultado de un viaje que realice un mes de septiembre a mi barrio de Villa Consuelo, en uno de esos días fui a visitar a mi amiga la Profesora "Carmen", quien durante el año 1971 daba clases en el patio de la casa #171 de la calle Oviedo, donde tenia una escuelita, la llamaban La Ratonera, por la condición casi inhumana en que recibían clases cerca de 80 niños y niñas pobres de Villa Consuelo, sentados en sillitas viejas y pedazos de bloques.

Al ver este deprimente sitio jure delante de esos niños y su profesora de que desde ese momento me convertiría en un incansable luchador a favor de su bienestar, hasta conseguir comprar un terreno para la construcción de un local digno.

Regresé el mes de septiembre 2004 a la ciudad de Providence Rhode Island, en la cual resido desde hace 36 años, a los dos días de llegar me reuní con algunos amigos honorables, responsables y de buen corazón e hicimos la creación de un comité gestor para la compra de un terreno o una mejora para nuestra fundación, en dicho comité reunimos la suma de $146.000 pesos dominicanos y en fecha septiembre 21/2005 hicimos la compra de una casita sin patio, de maderas rotas y cines viejo por la suma de $400.000 pesos dominicanos al señor Isaías Alejo Pequero Rodríguez con un cheque del Banco de Reservas.

Comienzan los milagros

Una comisión de la fundación Brugal indagó los por menores de nuestra lucha y resolvieron hacernos realidad la construcción de una primera planta digna, Dios todo poderoso no envió otro milagro, la Lic. Margarita Cedeño de Fernández envió ingenieros a hacer todas la evaluaciones de lugar y nos construyó una segunda planta dándole el nombre de "Centro Comunitario de Desarrollo La Colmena de Villa Consuelo”. Dicho centro está equipado y fue construido para que la juventud pobre de Villa Consuelo pueda ir allí a aprender computadora y participar de distintas actividades, charlas y seminarios.

Nuestro sueño y meta es convertir nuestro local de dos plantas en un verdadero Centro Comunitario de desarrollo, en el cual se puedan brindar servicios gratuitos sobre la prevención del crimen, las drogas, la delincuencia, la prostitución, evitar los embarazos en la adolescencia, etc… pero lamentablemente la ex Primera Dama no pudo venir a entregarnos ni inauguró nuestro local. Por lo cual necesitamos que la Lic. Cándida de Medina nos honre con una breve visita; vea con sus propios ojos esta construcción y haga realidad para los fines que fue construida y se le dio el nombre "Centro Comunitario de desarrollo La Colmena de Villa Consuelo." 

Le toca a usted terminar esta humanitaria y ejemplar obra, a favor de un barrio que necesita progresar, su apoyo y su ayuda es de vital importancia, “Nosotros no solicitamos dinero y aquí no hay que construir ni pagar alquileres, solamente traer profesionales preparados y comenzar a brindar sus servicios a la juventud pobre de Villa Consuelo.

Fraternalmente

Victor Martinez
Presidente

Tamara Urbaez
VicePresidenta