Destelao.com te informa

Es tradición en Santo Domingo la celebración de fin de año con un derroche de alegría, manifiesta en todas las edades, no se escatima esfuerzos, todo es posible,  luego de la creación de la Provincia de Santo Domingo, en Santo Domingo Este, nos tomamos muy en serio la celebración de fin de año, el escenario escogido es la avenida Venezuela por ser el más céntrico.

 

Se perfila también la avenida España, como un lugar excelente para el cierre de fin de año, la gente se renueva y disfruta hasta el amanecer del candor y la magia que encierra despedir el año en familia.

El dominicano es bullanguero, se la pasa bien como sea y poco le importa si tiene o no dinero en sus bolsillos, cuando se trata de parranda no hay un no por respuesta, la gente se entrega al Dios Vaco, Dios de la vendimia y el vino, que inspira cientos de actos incluidos los relacionados con el sexo y el abuso de sustancias prohibidas.

La  avenida Venezuela después del parque, entrada la media noche cambia de aroma en esta temporada, se respira sexo y alcohol, miles de jóvenes se lanzan a las calles en busca de aventuras y placeres ocultos como una forma de expresión de poder y juventud.

La noche del 31 de diciembre las mujeres toman el control, su presencia masiva sin duda alguna excita los sentidos de los hombres que entre tantas pueden elegir con quienes bailar en una sola noche de placer y fiestas paganas.

Los vestuarios femeninos de la noche despiertan el morbo de cuantos miran atónitos los cuerpos latinos con pieles de todos los colores, producto de nuestra mezcla racial, somos un pueblo hibrido, quizás ahí está el secreto del encanto de la mujer dominicana.

No hay fronteras la diversión abre paso, la juventud se adueña de los espacios y solo se piensa en el momento, nada estorba, todo queda bien, el bullicio, el ron, cervezas son el primer indicio de que comienza la fiesta para celebrar en la calle y a sus anchas la llegada del nuevo año, se produce en ese momento como un rito o catarsis que libera a las personas durante dura la noche y comienza el nuevo día.

Lo cierto es que se registran muchos hechos que traen como consecuencia una alta tasa de nacimientos en los meses de agosto y septiembre de cada año, es decir nueve meses más tarde, la gente y sobre todo la juventud se entrega por completo a esta fiesta con múltiples matices, donde prima sexo y alcohol, quizás por la variación del clima y las bajas temperaturas que se registran en la madrugada durante el mes de diciembre y el primero de enero.

En Santo Domingo Este la diversión no tiene limites.

 

Pequeño gigante de Los Mina City

 

La gente en la calle celebrando con emoción la llegada del nuevo año

 

Nativo de Los Mina City Alberto uno de los ex-creadores de imagenesn junto a su madre

 

Compartiendo entre amigos del barrio

 

 

 

Todos en celebración

 

 

Contentura y gozo en se vive en la calle

 

Gente del barrio, gozando la llegada del 2011

 

La Venezuela repleta de gente este 1ro de Enero del 2011 a las 2:30 AM

 

La juventud en coro para D'Estelao

 

Gozando la noche, alcohol y bailes

 

Ensendio con el fin de año

 

Se nota que el ambiente estaba bueno

 

Mar de gente en masa celebrando

 

Este vendedor de bollitos está parqueado esperando que pasen los borrachos

 

Roncierto Brugal en el Malecon

 

Seguridad para entrar al evento

 

No se puede entrar botellas de vidrio, las dejan afuera

 

Meten bebidas en botellas plásticas para poder entrarlas al evento

 

Participación de Eddy Herrera en el Roncierto, bien aceptado por su publico

 

Comerciantes independientes no pierden tiempo y venden a todas horas

 

La gente D'Estelao en la calle, para que no le cuenten