Soto Jiménez dice a Trujillo “hay que volverlo a matar”

Destelao.com te informa

Santo Domingo, RD.- El historiador y ex secretario de las Fuerzas Armadas, José Miguel Soto Jiménez, consideró que el ajusticiado dictador Rafael Leonidas Trujillo, como forma de ritual, “hay que volverlo a matar, habilitando una democracia que no lo justifique”.

27 May 2011 0 comment   Miguel Lugo

Soto Jiménez proclamó que es aberrante que la democracia dominicana tenga como referencia la dictadura de Trujillo, así como la muerte de este tirano, de cuyo ajusticiamiento se cumplen el próximo lunes 30 de mayo, 50 años.

.“Yo creo que a Trujillo, como una manera ritual, hay que volverlo a matar en el imaginario de poder del pueblo dominicano. Hay que volverlo a matar, y cómo se mata a Trujillo de nuevo, bueno, habilitando una democracia que no lo justifique”, precisó.

Asimismo, manifestó que el asesinato de Trujillo, en su 50 aniversario, mueve una profunda reflexión sobre la democracia dominicana que, según sostuvo, “ha estado en nada, en una transición imperfecta después de ese acontecimiento”.

Indicó que bastaría únicamente para justificar la heroicidad de los hombres del 30 de mayo de 1961, decir que ellos por las razones que fuesen, “asesinaron el miedo de tres décadas de autoritarismo”.

Entrevistado por Ruddy González en el programa Oye País que se trasmite de lunes a viernes de 10:30 a 12:00 de la noche por Color Visión, canal 9, Soto Jiménez agregó que “para eso tenían que tener un valor extraordinario, no solo para ejecutarlo, sino también para pensarlo”.

Destacó que la democracia no puede ser débil, tolerante y permisiva, y que por el contrario, debe tener autoridad, no de los hombres o caudillos, sino la de las leyes y las instituciones.

Refirió que en el país hubo un tránsito desde un Trujillo individual unipersonal, a uno plural, es decir, que ahora el presidencialismo dominicano se impone en todas las instituciones, constituyéndose en una herencia del Trujillismo.

“Todos los presidentes reniegan de la figura del Trujillismo histórico, ninguno se quiere desposeer de sus facultades arbitrarias”, añadió.

El historiador y ex secretario de las Fuerzas Armadas, comentó que “en este país cada ministro es un Trujillista en su ministerio. Los ricos dominicanos no saben ser ricos, sino es a la manera de jefe, con villas en todas las playas como la tenía el jefe (Rafael Leonidas Trujillo), con queridas en todas partes, con sus fiestas cerradas”.

Indicó que “la última reforma Constitucional no es un traje a la medida como lo usaba el jefe (Trujillo), es una chalupa para cubrir el bipartidismo que existe, en República Dominicana, el quítate tú pa´ ponerme yo. Eso es una medida, fundamentalmente Trujillista”.

Refirió que el Trujillo plural está basado en los llamados elementos tácticos de poder, como la Iglesia, las Fuerzas Armadas, la oligarquía y el poder extranjero. Añadió que al desaparecer el tirano, esos elementos de poder se convierten en herederos.

Precisó que “la tragedia del poder militar, es que es descabezado en la primera línea, pero que había un Trujillismo en las Fuerzas Armadas de segunda y tercera línea”.

Recordó que “el doctor Balaguer en su último discurso político, en San Cristóbal, dice una cosa tremenda. Él dice, reconozco los excesos que se cometieron en el llamado régimen de los 12 años, pero ustedes tienen que comprender que yo goberné con una Fuerzas Armadas fundamentalmente Trujillista, y viniendo de la boca del doctor Balaguer, eso tiene una relación evidente”.

Puntualizó que las empresas de Trujillo, la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde), las heredó el Estado.