Declaración Jurada de Patrimonio: Danilo Medina le Buscó un Bajadero

Destelao.com te informa:                                                                                                                                              

Por cierto que se ha generalizado decir incorrectamente Declaración Jurada de Bienes, que no es lo mismo que Declaración Jurada de Patrimonio (DJP), porque si fuera solo de bienes, nada más se incluiría lo que usted posee exento de deudas, y la palabra patrimonio es más completa al respecto, ya que incluye todos sus activos y pasivos, por eso se le da la misma importancia a la documentación que se presenta en ambos casos, o sea, deben tener sus certificaciones correspondientes, tanto lo que se posee como lo que se debe.

12 Dic 2016 0 comment   José Núñez

Por lo tanto, cuando decimos que el Presidente de la República le buscó un bajadero al prolongar el plazo para presentar la DJP con un memorándum hasta el 30 de noviembre de 2016, y ahora da otro plazo hasta el 25 de diciembre de este año, entiendo que fue la salida más prudente, ya que la primera disposición emitida, de toda manera estaba fuera de plazo, porque el Decreto No. 92-16, con ribete constitucional, se publicó en febrero de este año. 

Sabemos que lo que se busca es lograr lo que nunca antes, es decir, hacer record entre los funcionarios de todos los niveles sujetos a esta Ley que presentan sus DJP, y en honor a la verdad, esta disposición presidencial desbordó la capacidad operativa de la Cámara de Cuentas (CC) en los últimos días del recién pasado mes de noviembre, y eso que faltaron  cuatro mil trescientos ochenta y ocho funcionarios sin presentar sus documentaciones. 

Se sabe, que en los 30 días que se dieron de plazo, después del vencimiento y de la gran mayoría no haberle puesto atención a esta Ley, si los más de 950 que declararon dentro del plazo del memorándum, usted les suma los 4388 faltantes, según informó la CC, son 5338, que dividido entre 30 por día, salen a 178, y en la CC no hay capacidad logística ni operativa para atender a más de 100 ó 110 personas diario en la  Oficina de Evaluación y Fiscalización del Patrimonio de los Funcionarios Públicos, que es la responsable de recibir, depurar y darle seguimiento a estos documentos. 

Esa es la realidad después del incumplimiento, por eso volvemos a repetir, la medida del Ejecutivo al dar el nuevo plazo fue correctísima, porque en el fondo, qué es lo que se busca, no es tener control sobre el patrimonio de los funcionarios públicos; los resultados al cerrar el día 25 de diciembre nos demostrarán quien estuvo en lo cierto. 

Siguiendo en el orden del párrafo anterior, vamos a exponer con punto y coma lo que dice la Ley al respecto de la DJP y el plazo que concede después de ser nombrado el funcionario público, y como es bien entendido que nunca un Decreto o disposición está por encima de la Ley, aquí les va el dispositivo. 

Según la Ley No. 311-14 sobre Declaración Jurada de Patrimonio, promulgada el 15 de julio de 2014, en su Artículo 8, que trata sobre el plazo, dice: Deberá ser presentada en un plazo de treinta (30) días calendarios, contados a partir de la designación, actualización por nuevo nombramiento, por cese de funciones, o a requerimiento de la Cámara de Cuentas, según sea el caso. 

Debemos puntualizar que el Reglamento de Aplicación de la Ley No. 311-14, Sobre la Declaración Jurada de Patrimonio, entró en vigencia a partir del 29 de febrero del año 2016, el cual por mandato constitucional fue presentado y promulgado por el Poder Ejecutivo, entiéndase por el Presidente de la Nación, el licenciado Danilo Medina Sánchez. 

En el citado Reglamento debe destacarse, que incluyó para las DJP a los encargados, gerentes y directores administrativos y financieros de todas las instituciones del Estado, porque anteriormente en esta categoría, de no ser por decreto, solo se requerían para estas declaraciones en la Ley No. 311-14, a los encargados de compras. 

Entonces, en honor  a la verdad y en cumplimiento a esta Ley constitucional,  No. 311-14, y a su Reglamento de Aplicación, en la citada Ley sobre DJP, su plazo no ha sido respetado por la gran mayoría de los funcionarios públicos sujetos a la misma, ya que las declaraciones juradas deben hacerse a más tardar, a los 30 días después de  asumir un nuevo cargo o al salir de uno. 

Pero hay que observar, que aquí sucede como el refrán popular, “se están mezclando mansos con cimarrones”, porque hay instituciones y entre ellas de muchos Municipios, que no tienen posibilidades de malversar fondos, éstos no existen, y si lo hacen, en vista de que hay que cuidar el patrimonio del erario con eficiencia y eficacia, estos montos no serían la diferencia ni a favor ni en contra de una buena labor de la Cámara de Cuentas.   

Por la gran cantidad que faltaron por presentar sus DJP, y que se sepa, no se ha sido eficaz en darles seguimiento adecuado a unos cuantos cientos de funcionarios que la presentaron en el pasado, ahora con miles de éstos, que aunque tarde, por las amenazas del Ejecutivo en retenerles sus sueldos están respondiendo como nunca, la mayoría manejando recursos ínfimos, ¿esta situación no limita la capacidad de seguimiento a la CC?, qué le parece…? 

Ya era tarde de toda forma, el plazo había perimido, pero vale el esfuerzo del Ejecutivo para que las cosas se transparenten, no así de la CC, que parece actuar solo cuando otro la mueve, olvidan muy seguidamente que posee independencia constitucional; operativa y presupuestaria, en todos los órdenes hasta su objeto y ámbito de acción. 

Con solo emitir una resolución a la Contraloría General de la República, solicitándole no pagarle a quien no presente su DJP, actuando como el ente Jerárquico del Sistema Nacional de Control y Auditoría del erario, el problema quedaba bajo control. 

Pero para seguir la vieja costumbre, si el número uno del país no se mueve, nada funciona…

 “Del Presente al Futuro”

Autor: José Núñez                            

@josenunez00