“Del Presente al Futuro” Por Qué se Creen Presidenciables…

Destelao.com te informa:                                                

Santo Domingo, RD:- Generalmente los que ocupan un cargo ya sea como director, administrador general o ministro con muchos recursos económicos y una gran cantidad de empleados, entienden que están a un paso de ser candidatos a la presidencia por su partido y hasta presidentes del país, no se ven su propio perfil.

09 Jun 2017 0 comment   José Núñez

Lo dicho anteriormente no es excluyente para los senadores y los alcaldes de las tres o cuatro principales provincias del país. 

Este es un tema que en la República Dominicana llama mucho la atención de los que observamos el devenir político con cierto interés, ya que muchos funcionarios al creerse presidenciables viene creciendo con una mayor intensidad a partir del año 1997. 

Pero esas apetencias por el principal cargo público del país ha seguido en crecimiento, y ya hoy en día el tema tiene características de una epidemia, la cual ha encontrado un terreno fértil con la desaparición física de los tres principales líderes del país en los últimos 50 años aproximadamente; José Francisco Peña Gómez (1998), Juan Bosch (2001) y Joaquín Balaguer (2002). 

También este fenómeno de los funcionarios públicos creerse presidenciales por estar desempeñando una función importante en el Estado, que maneja cuantiosos recursos y una buena cantidad de empleados, está incentivado principalmente por la masificación y arrabalización en el sistema de partido, el dilatado ejercicio del PLD en el poder, conjuntamente con el clientelismo estatal. 

Aunque evidentemente, tampoco se puede dejar de lado en este escenario que los dirigentes políticos han perdido mucha credibilidad en la población, algunas de las cuales son provocadas por ellos mismos, por estar “pisándose la manguera entre bomberos”, como reza y advierte el refrán popular, lo que ha provocado que una buena cantidad de funcionarios de primer nivel jerárquico se crean presidenciables.   

Aquí juega un papel de mucha importancia la masificación de los programas de radio, televisión y las redes sociales que pululan en todo el territorio nacional, ya que éstos en busca de dar las noticias, promoción y buscar otros beneficios, les sirven de bocinas permanentes, mientras que estos funcionarios en algunos casos, sin visión ni experiencias políticas, que no ven más allá de las burbujas y coyunturas que están viviendo, se piensan que son la gran vaina. 

Además, los adulones y tumba polvos les hacen crecer sus miopías y egos, los cuales contribuyen a que estos encumbrados funcionarios hagan el ridículo en el corto y mediano plazo articulando sus propios proyectos presidenciales. 

No es por casualidad que parece un axioma, cuando usted observa que funcionario destituido, aspiraciones derrumbadas, y sucede así como algo natural o científico porque los susodichos aspirantes sin bases reales, es decir; sin liderazgos ni historial político, son productos de la espontaneidad y la espuma del momento. 

Aunque lo preocupante o tal vez sería mejor decir lo notorio, es que esta situación se repite tal cual las olas del mar, o como las estaciones del año, que son mucho más lentas que las referidas olas, pero no dejan de aparecer, éstas pueden tener variantes por el asunto de los cambios climáticos, pero no fallan. 

Así se comportan muchos de los funcionario en nuestro país, confunden la magnesia con la gimnasia, que por estar en cargos que dependen de un apetecido y difícil Decreto, pero de una fácil destitución, llegan a creerse dirigentes políticos y hasta líderes nacionales, cuando en realidad ni entre sus funcionarios con cualidades llegan a ejercer ningún liderazgo, aunque parezcan dioses frente a sus acólitos y lambones. 

Pero que sigan soñando, la historia es implacable, y aunque con diferentes modalidades, vuelve a ser efectiva, no falla caballero.

 Autor: José Núñez                            

@josenunez00