“Del Presente al Futuro” Otro Abuso con los Prestatarios…

Destelao.com te informa:

(Atención: Superintendencia de Bancos y a la Oficina Defensoría del Pueblo).                                                                               Santo Domingo, RD:- Un prestatario es el que toma un préstamo, es decir, el deudor o el que contrae una deuda, y cuando ésta es con instituciones del sistema financiero formal o regulado, siempre es en base a unos requisitos y por supuesto, cobrándole intereses y penalidades si se presentan incumplimientos o atrasos en los pagos mensuales de las cuotas acordadas. 

07 Oct 2017 0 comment   José Núñez

También, estos préstamos del Sistema Financiero Formal, ya son siempre sobre el saldo insoluto, es decir, que se van pagando los intereses en base al monto del capital que se debe, lo que normalmente incluye entonces en los pagos de las cuotas mensuales, los descuentos de una porción del capital más el interés que se genera. 

Pero resulta, que en el manejo de la metodología en los pagos mensuales de las cuotas, que es con un monto fijo (incluye capital e interés), algunos bancos, hacen un papel injusto y de abuso con el deudor o prestatario, ya que cargan la mayor proporción de los intereses en los primeros meses o en la primera mitad del plazo acordado en el préstamo. 

Entonces, resulta que si un cliente decide saldar su préstamo antes del vencimiento, en por ejemplo, a la mitad del mismo, o con un setenta y cinco por ciento de vencimiento, resulta y viene a ser, que cae en un gancho y se convierte en un deudor algo más que estúpido, ya que este préstamo o crédito se le hace doblemente más costoso, y esto  no es más que una estafa legalizada. 

Veamos esta situación descrita en el párrafo anterior gráficamente, con un préstamo de RD$10,000.00, a un plazo de 10 meses, con una tasa de interés del 30% anual, es decir, 2.5% mensual. 

Este préstamo pagaría 1,000 pesos mensuales de capital, ya que dividimos el monto original de la deuda (RD$10,000.00) entre el plazo de los 10 meses, mientras que la tasa de interés generará en todo el período un monto de RD$1,375.00, es decir, un promedio mensual de RD$137.50,  o sea,  que la cuota va hacer de RD$1,137.50 mensualmente durante diez meses. 

Ahora observen estos detalles, si al citado préstamo del ejemplo anterior, usted lo va a saldar en el sexto (6to.) mes, lo justo y razonable es que deba de capital RD$5,000.00, porque ya ha pagado cinco cuotas, pero no, le salen con que su deuda es más elevada de los cinco mil pesos, y esto es producto de que los intereses que debieron promediar RD$137.50 por mes, fueron incrementados, lo que obviamente reduce los montos descontados al capital. 

Y todo lo anteriormente descrito, se hace deliberadamente, para que si el prestatario se le ocurriese saldar esta deuda antes del plazo acordado (lo que es normal y legal), entonces usted sería penalizado pagando un mayor monto al capital, que en el fondo es elevándoles los intereses, quedando los deudores como simples estúpidos, aunque en realidad los que son es, mortales estafados; formal y legalmente. 

Inclusive, no conforme con esta acción, si la institución financiera no puede aplicar este método explicado en los párrafos precedentes, entonces les imponen una penalidad a los deudores por saldar antes de la fecha de vencimiento del plazo acordado en el préstamo, es decir, también por ser buen pagador queda mordido, ya que el asunto es, qué los bancos deben sacarle dinero como sea a sus clientes prestatarios. 

El segundo ejemplo, con un caso real, en un Banco del Sistema Financiero, es con un préstamo de RD $450,000.00, a un plazo de 36 meses y una tasa de interés de 20% anual. 

Cuando este préstamo iba por los 18 meses, es decir, a la mitad del plazo acordado entre las partes, la deuda del capital era de aproximadamente RD$274,000.00, cuando la misma debió estar exactamente en RD$225,000.00, ya que el citado préstamo fue en base a una cuota fija de RD$16,723.57.

Ahí tienen un ejemplo típico y real de cómo se abusa de los prestatarios poniendo montos significativos de las cuotas del capital a los intereses no vencidos, y en este caso fue de RD$49,000.00, lo cual es un método totalmente injusto; es el más irracional para el cliente y de un perfil usurero para el Banco. Imagínese que usted decida saldar este crédito con ese escenario porque encontró una mejor oferta en la tasa de interés, es seguro que le va a valer más la sal que el chivo. 

Por lo tanto, la Superintendencia de Bancos y la Oficina de la Defensoría del Pueblo, deben echarle una miradita a esta situación, y por qué no, prohibir esta práctica desleal de algunas instituciones financieras con sus clientes prestatarios, además jugarían mejor su papel y con mucho mayor equilibrio.  

¡Adelante a estas dos instituciones del erario, que al fin y al cabo esa es su función más digna, defender al pueblo abusado!

 “Del Presente al Futuro”

Autor: José Núñez                            

@josenunez00