Desde el Municipio: Huelgas Médicas Vs Salud de los Más Necesitados

Destelao.com te informa:

En base al uso abusivo del derecho constitucional de la libre asociación (sindicalización) y el respeto a las libertades públicas que disfrutamos en nuestro país, el Colegio Médico Dominicano (CMD) levanta con inusitada frecuencia la bandera de las  reivindicaciones gremiales (básicamente por aumentos de sueldos) para sus asociados sin tomar en cuenta a los sectores sociales más necesitados que  están compelidos a procurar las curas de sus enfermedades en los hospitales públicos.

22 Oct 2017 0 comment   Juan López

Los paros por dos, tres días, una semana o indefinidos que escenifica el CMD mediante proclamas reivindicativas de sus dirigentes para, supuestamente, “obtener mejores sueldos” se usan, políticamente, contra el gobierno de turno; pero en la vida real y en sus resultados son verdaderos atentados directos  contra la salud del pueblo que paga sus salarios. 

Las huelgas, en el glosario sindical, se utilizan como método de último recurso en las luchas reivindicativas, luego de agotarse varias jornadas de diálogos, negociaciones y de otras acciones. 

Sin embargo, para el CMD, en particular para su actual Presidente, la huelga es   el primero y exclusivo método de lucha, en desmedro de la importancia que se asigna a los servicios de salud que se ofrecen en los hospitales públicos a quienes no disponen de recursos económicos para acudir a clínicas privadas.

Las elecciones para escoger la nueva directiva del CMD, que se realizarán el próximo 8 de noviembre, como procedimiento electorero y populista para ganar simpatía y votos, es la principal causa para desatar la actual embestida de inusitadas huelgas en los hospitales públicos que, dicho sea de paso, pagan muchos mejores salarios a su personal que en las clínicas privadas, una de ellas propiedad del Presidente del CMD y principal promotor de las huelgas. 

En este contexto, es oportuno exhortar a los médicos a poner atención a la explicación que al respecto ofrece el doctor Clemente Terrero, candidato a la presidencia del CMD, cuando se compromete “a cambiar los métodos de lucha del gremio, a fin de adecuarlo a los nuevos tiempos.”

El Dr. Terrero explica  “…que es tiempo de diálogo y concertación, por lo cual no entiende el afán del actual Presidente del CMD de mantener un paro, que solo ha provocado las quejas y manifestaciones de rechazo a los galenos por parte de los pacientes y la sociedad en general.”

Los médicos que son candidatos  del Movimiento Febrerista y Dignidad Gremial se comprometen  “a trabajar por el bienestar de todos los médicos y, para lograrlo, exponen  propuestas concretas, basadas en el conocimiento profundo del sistema del país y de las dificultades que viven los médicos, para lo cual tienen en carpeta la modificación de la ley de colegiación médica y su reglamento para hacerla más moderna, democrática y participativa, porque actualmente, el CMD está secuestrado por un grupo que impide el avance de los médicos, lo cual debe cambiar.”

Se impone una acción unificada de la población, las autoridades gubernamentales, la opinión pública y los médicos sensatos para construir un sólido dique que detenga las acciones desaprensivas de los actuales dirigentes del CMD y que permita superar el frecuente y desconsiderado uso de las huelgas médicas que atentan contra la  salud de los sectores más necesitados y vulnerables de nuestro país.

 Por Juan López