“Del Presente al Futuro”¿Quién Evade los Impuestos en RD?

Destelao.com te informa:

Los impuestos son como  las ofensas, porque «no ofende quien quiere sino quien puede», y en este paralelismo, no evade y elude quien quiere, sino quien puede. Y la Elusión Fiscal, es exclusiva en favorecer solamente al primero que cobra los impuestos actuando como agente de retención o al que paga el Impuesto sobre la Renta (ISR) por una actividad comercial en el sector privado.

23 Oct 2017 0 comment   José Núñez

El tema de los impuestos es siempre de interés en cualquier país del mundo, ya que constituye la fuente por excelencia de los Estados captar recursos frescos para hacer frente a sus múltiples responsabilidades con sus ciudadanos y la Nación en sentido general. 

Para el caso de países con las características como el nuestro, de economía en vía de desarrollo con renta media, el tema es nodal, porque precisamente la evasión o estafa al erario por el no pago de los impuestos, constituye una de nuestras principales falencias culturales del por qué no damos el paso definitivo al anhelado desarrollo económico. 

Todo esto abonado con un presupuesto que tradicionalmente no se cumple con lo que se planifica y mucho menos se ejecuta con una visión de desarrollo del país, sino según los pareceres e intereses del inquilino de turno en la presidencia de la República, además de que su implementación no es eficiente ni eficaz, es decir, las cosas no se realizan en el menor tiempo ni con los menores costos posibles, tampoco han logrado superar ninguna debilidad que no nos haga ver como una Nación subdesarrollada; La realidad de este planteamiento se delata con la simple observación de las estadísticas sociales y económicas. 

Ahora bien, ¿quién evade o elude el dinero extra que le es cobrado a los consumidores a través del Impuestos a las Transferencias de Bienes y Servicios (ITBIS) y también el del ISR? Debemos tomar en cuenta que ambas evasiones constituyen una vulgar estafa, con el calificativo penal de un delito fiscal, independientemente de que algunos la quieran llamar erróneamente Elusión Fiscal, porque ésta se define como una maniobra válida y lícita, cuyo objetivo no es evadir tributos sino disminuir la cuantía de los mismos. 

Pero se debe puntualizar con la Elusión Fiscal, que ésta no es para no pagar los impuestos que corresponden, sino para, con algunas disposiciones que se sustenten en las Leyes Tributarias del país en cuestión, reducir el monto a pagar, es decir, que los negocios  que se amparan con estas normativas legales deben basar las operaciones financieras de sus empresas en la transparencia. 

Y por supuesto que es más favorable para las finanzas de un Estado cualquiera, tener muchos comerciantes buscando pagar menos impuestos a través de lo que permita la ley con la Elusión Fiscal, qué tener a estos susodichos empresarios evadiendo impuestos, y por vía de consecuencias, estafando al erario. 

Entonces nos debe quedar claro a todos, que en nuestro país evaden sus compromisos impositivos muchos empresarios, comerciantes, profesionales independientes o liberales..., los cuales se encuentran mayoritariamente entre; abogados, médicos, contadores e ingenieros, mecánicos, electricistas, los negocios informales…, prácticamente todos nos cobran sus servicios en efectivos en nuestra propia cara y como algo natural o legal, se cogen el dinero que debe ir al Estado vía el pago de los tributos, los cuales deben realizar a través del  ITBIS o del ISR. 

Debemos precisar, que el consumidor es quien no evade ni hace elusión fiscal, no porque no quiera posiblemente, sino porque no puede, exceptuando dos maneras, cuando se presta a comprar en efectivo por un precio menor, contando con la anuencia del dueño del negocio, ya que hay que excluir de la factura lo que corresponde al ITBIS, lo que obviamente convierte la susodicha facturación en ilegal o falsificada, y también, cuando compra en establecimientos informales, no registrados en la DGII. 

Esta situación de la evasión viene dándose e informándose por los conocedores y expertos en los temas impositivos desde antes de ser nosotros un Estado, lo que es una tendencia generalizada a nivel mundial, pero estas evasiones en el país sobrepasan con creces los límites establecidos, porque estamos haciendo records en posicionamiento negativo en la región con este tema. 

Todo lo dicho en los párrafos anteriores queda certificado oficialmente con las declaraciones recientes que emitió en la tradicional tertulia de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH), el Director General de Impuestos Internos (DGII), ingeniero Magín Díaz, las cuales se publicaron en diferentes medios de comunicación el día 18 de octubre del año en curso. 

Entre otras, citamos las siguientes informaciones ofrecidas por el Director de Impuestos Internos en la mencionada tertulia de los empresarios, a saber: 

«No hay milagros en la Administración Tributaria. Es un trabajo duro y no hay una sola medida que mágicamente reduzca la evasión. La lucha contra la evasión no es exclusiva de la DGII. Es una lucha de todos. El reto sigue siendo grande para la institución, porque el incumplimiento del ISR en empresas y personas físicas supera el 60%».   

Agregó, «en el caso del ITBIS, el incumplimiento es superior al 42%, el más alto entre 11 países de Centroamérica y América del Sur». 

Continuó diciendo, «en el índice de productividad del Impuesto al Valor Agregado (IVA), equivalente al ITBIS, la República Dominicana ocupa el penúltimo lugar entre 21 países de la región comparados, sólo superado por México». Esto es en términos negativos, observamos  nosotros. 

Dijo además, «la DGII se ha fortalecido internamente, dando seguimiento de cerca a factores como la fabricación y comercialización clandestina de productos, los saldos a favor recurrentes, fraudes con el número de comprobante fiscal, abuso de leyes de incentivos y la existencia de accionistas ricos que forman parte de “empresas pobres”». 

«Tenemos el ojo puesto en el reemplazo de compañías, práctica generalizada de acumular deudas tributarias en empresas, cerrarlas, y luego reabrirlas con los mismos accionistas, con el mismo domicilio y con la misma actividad comercial”». Subrayó. 

Para dar confianza de que está garantizado aún más el trabajo eficiente que viene desarrollando la institución, el ingeniero Díaz puntualizó: «La DGII trabaja para romper la cultura de recurrir todos los procesos de fiscalización, exigir amnistía permanente, solicitar acuerdos de pago sin justificación y financiar las actividades económicas privadas a costa del Estado». 

También, hay trabajar con firmeza y seguimiento en hacer que  paguen los que nunca han pagado, desobedeciendo las Leyes Tributarias del país, y a pesar de sus faltas, siguen privando en moralistas cuestionadores. 

¡En definitiva, queda bien claro quiénes son los evasores de primer nivel en nuestro país!  

 “Del Presente al Futuro”

Autor: José Núñez

@josenunez00