El Reto de los Emprendedores por Necesidad

Destelao.com te informa:

Santo Domingo.- Los emprendedores por necesidad son aquellos que emprenden porque la situación los obliga, no tienen otra opción más que hacer algo por subsistencia. Estos emprendimientos se caracterizan por no contar con un modelo de negocio, valor agregado u organización, la idea no es formalizarse, sino hacer lo necesario para sobrevivir.

20 Nov 2015 0 comment
(0 votos)
  Aurys Cruz Jáquez
  • tamaño de la fuente

Como consecuencia estos emprendedores tienden a la informalidad, que de acuerdo con la Encuesta de Fuerza de Trabajo del Banco Central, el 56% de la mano de obra activa en el país trabaja en actividades laborales de informalidad. Las causas son muchas, entre ellas el desempleo, la falta de oportunidades, falta de competencias, educación o simplemente porque es un modelo adaptado de generación a generación. Las consecuencias también son notables, estos emprendedores que trabajan hasta 10 horas al día, y en ocasiones los 7 días de la semana, no tienen una cobertura legal, seguro médico ni seguridad social.

Es obvia la importancia de estos emprendedores, 56% es un número muy alto y digno de considerar. Ahora bien, tenemos un reto, sí… un reto, y este es el de crecer, el de aprender agregar valor a nuestra actividad productiva, a trabajar por un negocio que genere empleos, procurar la formalización, convertir la capacitación continua, constante y de calidad en parte del negocio, y por qué no, llegar hasta la formalización para poder venderle a las empresas, al sector público y hasta poder exportar.

Suena idealista y les puedo asegurar que estoy consciente de lo difícil que es pensarlo, sin embargo todos podemos soñar con ser los mejores en nuestra área, ser la zapatera más importante del país, distribuir las mejores frutas y las más frescas, tener el salón más grande del pueblo o el colmado más completo, vender los trajes de la sastrería en tiendas locales o hacer los uniformes para una escuela o empresa, incluso podríamos tener el mejor puesto de empanadas, y hasta podríamos venderlas en los supermercados, o centros comerciales.

Mis estimados emprendedores, los invito a soñar, a ver más allá de sus circunstancias, a visualizar el futuro, verse grandes, a salir de su zona de confort y buscar nuevas oportunidades, si usted se atrevió a empezar su negocio informal y sobrevive con él tiene toda la capacidad de llevarlo a otro nivel. Si ayer vendió 10, hoy venda 15 y si hoy vende 15 propónganse vender 20 mañana, si ayer tenía 5 clientes, procure tener 10 hoy y 20 mañana.

¿Será fácil? Le seguro que no, pero para usted estar donde está en el día de hoy tampoco lo fue, sobrevivir con su negocio no lo ha sido… Sin embargo ha luchado, ha dado la milla extra y puede hacer más de lo que está haciendo, es hora de crecer.

¿El camino a seguir? Busque ayuda, haga cursos de emprendimiento, visite las instituciones que apoyan a los emprendedores, a los centros pymes, banca solidaria, y conozca sus opciones, pero esta vez no se centre en el dinero, primero desarrolle las habilidades y conocimientos necesarios, diseñe su modelo de negocio, pruebe si funciona, y luego, con ayuda de expertos haga su plan de negocio… Lo peor que puede pasar es que no funciona, ¿y qué? Si no funciona vuelva A Emprender.