Solo Necesitas 3 Cosas Para Emprender

Destelao.com te informa:

Una de las principales características de un emprendedor es la de asumir riesgos, que se traduce en un espíritu aventurero capaz de emprender un camino incierto tras la esperanza de un sueño, una meta o un futuro mejor.

28 Abr 2016 0 comment
(0 votos)
  Aurys Cruz Jáquez
  • tamaño de la fuente

Cuenta la historia cristiana en la Biblia, que en una ocasión un hombre llamado Moisés, al cual Dios utilizó para liberar a su pueblo, le preguntó qué hacer, al estar frente a sus enemigos. Dios le preguntó: ¿Qué tienes en la mano?, a lo que él respondió: una vara. Y partiendo de este modelo, cuando los emprendedores vienen donde mí a buscar ayuda, esa es mi primera pregunta: ¿Qué tienes?

Es muy común escuchar a los emprendedores quejarse de que no hay apoyo y que no tienen dinero para emprender. Nos centramos en lo que no tenemos y olvidamos que son más las cosas con las que contamos. Tenemos todo lo que necesitamos para lograr todo lo que queremos.

Para empezar tenemos la capacidad de soñar, una visión, una idea y una meta. Esto es suficiente para iniciar, porque si podemos soñarlo es porque tenemos la capacidad de lograrlo, de lo contrario se le hubiese ocurrido a otra persona. No permitas que nadie te robe tus sueños, que nadie te diga que no puedes y que nadie te ponga límites, aduéñate de la frase de Mandela: “Soy capitán de mi propio destino”.

Gracias a las ideas locas y sin sentido tenemos aviones, luz eléctrica, vehículos, computadoras, televisión… Y todo lo que verdaderamente ha cambiado el mundo.

Otra características de los emprendedores es la pasión, saber que existe la más remota posibilidad de hacer posible nuestros sueños nos llena de energía, pone a nuestro cerebro a generar alternativas, estrategias y nuevos caminos, y lo mejor de todo, esa pasión contagia e invita a otros a ser parte de nuestra aventura, y así es como nacen los equipos emprendedores. Y hasta este punto ya tenemos dos cosas: Un sueño y un equipo. A partir de aquí solo resta trabajar duro, de manera constante y con la determinación de lograr nuestros anhelos, y esto a través de la validación y maduración de nuestra idea.

Todo ser humano cuenta con la capacidad de crear cosas nuevas, de modificar su entorno y de innovar en cualquier área. Nuestro cerebro es un arma poderosa, invaluable y única que nos permite materializar una idea. Y lo mejor de todo es que mientras más desarrollamos esta capacidad más potencial descubrimos, y con esta la de identificar oportunidades en nuestro entorno, centrarnos en las soluciones y no en los problemas y agregar valor a lo ya existente.

¿Viste? Hasta aquí tenemos tres cosas importantes: Un sueño, un equipo emprendedor y una idea trabajada. ¡Es hora de buscar apoyo! Ahora sí podemos buscar relaciones estratégicas, capital semilla, inversiones y todo lo que falte para materializar la idea.

¿Por qué no emprendemos? Porque vamos a buscar dinero y apoyo sin una idea clara, sin saber cómo lo vamos a invertir, ni quiénes serán nuestros clientes, sin experiencia e incluso, muchas veces, sin el mínimo conocimiento para lograr lo que estamos proponiendo.

Esto tengo claro, el emprendedor emprende, con apoyo o sin apoyo emprende. No nos centremos en nuestros límites y en lo que no tenemos, porque si hacemos una lista rápida, añadiendo a lo antes citado, tenemos conocimientos, experiencias, acceso a la información, red de contactos, lápiz, papel, un cerebro capaz de pensar, crear e innovar y sobre todo nos tenemos a nosotros para empezar.

Animate y vamos A Emprender, tienes todo lo que necesitas para lograr todo lo que sueñas.