8 Errores Que Todo Emprendedor Debe Evitar

Destelao.com te informa:

El error es inherente al ser humano. Lo importante es no sobrepasar la cuota diaria. John Nigro

Emprender es lo más apasionante que puede hacer una persona, es vivir aventuras propias, venciendo obstáculos y asumiendo riesgos calculados. Ahora bien, si no evita algunos errores comunes podríamos pasar por nuestra peor pesadilla.

14 Jul 2016 0 comment
(0 votos)
  Aurys Cruz Jáquez
  • tamaño de la fuente

Cada vez es más común escuchar que emprender es la mejor opción y que es lo que nuestra región necesita para enfrentar los retos sociales y económicos. Ser nuestro propio jefe, manejar nuestro horario suena interesante, retador y ambicioso.

Ahora bien, de no evitar algunos errores, emprender podría ser nuestra peor pesadilla. Aunque de los errores se aprende, evitarlos nos ahorra tiempo, dinero y energía. A continuación citamos 8 de esos errores:

1. No tener una idea clara: Muchas veces no logramos nada porque empezamos muchas cosas. Tener una idea clara es la mitad del éxito porque podemos cambiar de estrategias, modificarla o eliminarla.

2. Trabajar muchas ideas a la vez: Pensar que podemos desarrollar dos o tres ideas de negocios al mismo tiempo y tener éxito es una utopía del emprendedor, lo más probable es que fracasemos en todas. Si tenemos varias ideas, debemos clasificarlas y trabajarlas en orden de importancia, desarrollamos una, luego la otra y luego la otra. Nunca todas juntas.

3. Esperar resultados a corto plazo: Un error mayúsculo es esperar ser exitosos en menos de un año, y lo cierto es que para afirmar que un emprendedor ha tenido éxito este debe haber superado los 5 años y mostrado un crecimiento dentro de la industria en la que trabaja. Los emprendimientos de alto impacto, de hecho, suelen mostrar un crecimiento a partir de este tiempo.

4. Invertir todos los recursos en una idea que no ha sido validada: Que la idea me guste no significa que responda a la necesidad del mercado, por lo tanto, es este que debe validar si mi idea es aceptable, no yo. Lo recomendable es todo lo contrario, hacer un producto mínimo viable y comprobar si hay personas dispuestas a pagar por lo que hacemos.

5. Elegir mal a los socios: Empezar un proyecto puede llegar a ser complicado, pero hacerlo con personas que no tienen la misma visión y compromiso que nosotros puede asegurarnos un fracaso. No podemos elegir a las personas que nos van a acompañar en nuestra aventura por el simple hecho de ser amigos, familia o pareja.

6. No separar las finanzas personales de las del negocio: Aunque pensemos que tenemos el control, esta puede ser una causa mortal. El dinero que entra no es nuestro, es del negocio, y en algún momento lo necesitará. Lo mejor que podemos hacer es ponernos un sueldo fijo, en caso de depender financieramente del mismo.

7. No entender el negocio: Y esto pasa cuando emprendemos en algo en lo que no tenemos ni experiencia ni conocimiento, solo porque está de moda, a otros les va bien, tenía dinero, nos lo aconsejan o cualquier otra razón equivocada.

8. Delegar funciones básicas muy rápido: Los negocios son como los bebés, debemos cuidar de ellos de manera muy especial y ser nosotros su fuente principal durante el primer año, y según van creciendo se van delegando funciones operativas del mismo.

Estos son los errores más comunes entre los emprendedores, evitarlos nos podría ahorrar malos ratos. El reto está en evitarlos, reconocerlos y/o superarlos. Y de ahí la importancia de relacionarnos con otros emprendedores, capacitarnos en el área de negocios, gestión y administración.

Los errores son parte del proceso y estos no nos deben paralizar, cometerlos también es fuente de crecimiento y aprendizaje, ahora bien, es de sabios evitar aquellos que han provocado que otros caigan. Aprender de los errores ajenos también es una virtud.