“Perdí el Miedo a Tirarse que Tienen los Emprendedores”

Destelao.com te informa:

Santo Domingo.- Joan José Sánchez tiene 32 años, pero ha sabido guardarlos. “No los aparento porque me he cuidado”, dice a modo de chanza. Es capitaleño de origen, dueño del pequeño negocio de arte gráfica “GloboPaint” y el aro que lleva puesto en la nariz no le molesta. Empezó a trabajar a los 13 años para ayudar a su madre, que era soltera, pero tenía tres “muchachos”. Joan es una persona a la que el trabajo no le pesa. Ha vendido huevos, helados y ha lustrado zapatos. Pero eso es pasado.

27 Ago 2016 0 comment
(1 Voto)
  Martín Polanco
  • tamaño de la fuente

“Siempre tuve deseos de contar con cosas propias y mi madre no podía dármelas. Ese deseo me llevó a trabajar temprano y a querer conseguir chelitos para comprar mi bicicleta, tenis y cosas así. Pero después cogí mal camino. En eso duré diez años, pero lo superé”, cuenta.

Ahora, la pequeña empresa de la que es propietario tiene capacidad para hacer impresión en 3,000 globos diarios y en 3,000 lapiceros. Pero no es lo único. En general, Joan José se dedica a confeccionar artículos, y dentro de ellos hay dos líneas: una personalizada (que puede ser para un regalo del hijo, para la esposa o novia, un globo, una taza, un cóver de un celular, el diseño de una camiseta) y otro promocional (este caso aplica, por ejemplo para cuestiones más empresariales, como son los objetos con el nombre de la compañía, lapiceros, bolsas, bordados, tarjetas de presentación, termos deportivos, jarras cerveceras, rompecabezas y otros). Son unos 18 artículos los que trabaja Joan en su establecimiento.

El local de Joan, ubicado en la calle Josefa Brea, número 173, en Santo Domingo, no tiene mucho tamaño, pero una parte importante de los clientes que tiene y ha tenido son grandes. “He trabajado para Ikea, para Santo Domingo Motors, para la empresa Viva y para la Universidad Iberoamericana (Unibe)”, expone con orgullo. Y argumentos no le faltan.

“En este caso, son clientes ocasionales porque yo no soy una publicitaria. Vienen donde mí, quizás porque la publicitaria con la que ellos trabajan a lo mejor en algún momento no tiene el producto que requieren, pero yo sí lo tengo”, explica. GloboPaint le vende de manera directa a unos negocios y a otros por vía de intermediarios. “Aquí tenemos máquinas industriales. No todo es arcaico como antes. Yo te puedo personalizar 200 tazas en un día”, asegura. Esas tazas a las que se refiere son, por ejemplo, unos pozuelos a los que la gente les manda a colocar un nombre de manera impresa. Una de las máquinas que tiene se llama de sublimación, otra es de impresión en globo y posee una máquina de tampografía. “A mí siempre me ha gustado producir”, continúa diciendo. “La primera nevera en mi casa la compré yo siendo muy joven. Yo perdí el miedo que tiene mucha gente al emprendimiento desde pequeño. Yo sabía que se podía y que se generaba dinero. Perdí ese miedo a tirarse que tienen los emprendedores”, sostiene.

Joan José estudió Arte Gráfica y Diseño en 2007 en el Instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep), aunque su anhelo siempre fue especializarse en pirotecnia. “Después que me gradué en Infotep no conseguía trabajo. Fui a muchas empresas de renombre, pero no me daban el chance”, rememora.

Joan José es un conocedor de la realidad dominicana y cuando tiene que abordar un punto sobre ella, es difícil que se quede corto. “En este país las empresas no quieren dar empleos a una persona porque no tiene experiencia.

Pero si nunca te dan la oportunidad, como pasante o como sea, nunca tendrás esa experiencia de la que tanto se habla para luego poder trabajar”, advierte.

La otra crítica la hace a ciertas trabas de la banca múltiple. “Si tú nunca has tomado dinero prestado los bancos no te prestan. Pero yo me pregunto cómo vas a tener un historial crediticio si nadie te da la oportunidad, prestándote dinero. Alguien tiene que prestarme por primera vez para abrirme espacio”, expone.

Los clientes les llegan por medios electrónicos y físicos y por referencia “de boca en boca”.