Llega el Doble Sueldo ¿Lo Gasto, Invierto o emprendo?

Destelao.com te informa:

El riesgo viene de no saber lo que se está haciendo. Warren Buffett

Santo Domingo.- Muchas personas evitan a toda costa perder dinero, es normal y natural, pero, ¿qué pasa cuando ese miedo nos impide hacer cosas nuevas, emprender en un negocio o cualquier otra área? En ese punto debemos entender algo: perder dinero también es normal y natural. De hecho, en el transcurso de la vida perdemos cosas materiales, emocionales y hasta físicas, hasta la vida se nos va de las manos y sin previo aviso.

08 Dic 2016 0 comment
(0 votos)
  Aurys Cruz Jáquez
  • tamaño de la fuente

 En el caso puntual del emprendimiento, el problema no es perder, es no saber qué estamos haciendo. Por ejemplo, todos conocemos casos de empresas, pequeñas y grandes que durante un periodo de tiempo están en rojo, no llegan siquiera al punto de equilibrio, donde sus ingresos cubren sus gastos, sin embargo siguen en el mercado. Si somos lo suficientemente curiosos e investigamos las razones de tan descabellada decisión nos daremos cuenta de que detrás de la misma hay una proyección de ventas, un plan de inversión o simplemente un plan de negocio que había previsto dicha perdida y tienen los recursos para mantenerse, porque esos mismos instrumentos le revelan que los siguientes periodos serán rentables y recuperarán lo perdido, hasta multiplicado.

 Y ya entrando en nuestro tema, esta semana se comenzaron a dar los dobles sueldos o sueldo trece en nuestro país, unos deben la mayor parte o el total, otros han decidido gastar en ropa, artículos del hogar, regalos y demás, tal vez muchos decidan invertir en un negocio de un amigo o un familiar, o lanzarse e iniciar su propio negocio, y muy pocos ahorran. Lo primero que debemos hacer, antes de decidir qué hacer con el dinero extra es conocer la diferencia entre emprender, invertir y gastar, así como algunos ejemplos.

 1.     Gastar: Del lat. vastāre 'devastar'. Emplear el dinero en algo, consumir (RAE). En otras palabras, gastar no es más que terminar algo, en este caso el dinero, es sacar dinero del bolsillo o cuenta bancaria sabiendo que no volverá en el futuro. Algunos ejemplos son: ropas, viajes de placer o vacaciones, artículos del hogar, un vehículo que no se usa para trabajar, salidas de ocio (cine, restaurantes, teatro, etc.), aparatos electrónicos si no son para trabajar (celulares inteligentes, tablets, laptops, video juegos, etc), electricidad… En fin, es todo lo que compramos o pagamos que no se nos devuelve ni ahora ni en un futuro.

 Es todo lo que compramos o pagamos para uso personal.

 2.     Invertir: De acuerdo con el diccionario de economía Eumed: “En un sentido estricto, es el gasto dedicado a la adquisición de bienes que no son de consumo final, bienes de capital que sirven para producir otros bienes. En un sentido algo más amplio la inversión es el flujo de dinero que se encamina a la creación o mantenimiento de bienes de capital y a la realización de proyectos que se presumen lucrativos”. En este caso también sacamos dinero de nuestros bolsillos y/o cuentas bancarias, pero en este punto lo hacemos conscientes de que ese dinero regresará en un futuro, incluso aumentado en un porcentaje. Entre los ejemplos que podemos citar están: certificados financieros, bolsa de valores, un proyecto propio o de un amigo/familiar, negocio, comprar para vender, educación, vehículo para trabajar, viaje de trabajo.

 Es todo lo que compramos o pagamos con el fin de obtener más dinero en el futuro.

 3.     Emprender: Es materializar una idea, es decidir invertir basados en nuestro plan de vida, nuestras metas personales a corto o largo plazo y tomando en cuenta nuestra experiencia, preparación y pasión. Ejemplos de estos son los proyectos a largo plazo, sean sociales o comerciales. En este caso podemos decidir en qué somos buenos y en base a eso rentabilizar.

 Es todo lo que compramos o pagamos con el fin de obtener una satisfacción personal y sentido de realización a largo plazo, de ahí que no todos los emprendimientos son de negocios.

 Lo recomendable siempre es saber qué hacer con el dinero aún antes de que llegue, sin embargo todavía estamos a tiempo de sentarnos y definirlo, si no lo hacemos, les aseguro que: en enero no tendremos dinero, no sabremos dónde lo gastamos, y nos tocará vivir un año más con el sueldo limitado. El reto es aumentar los ingresos y disminuir los gastos, decidamos hoy no vivir la triste realidad de contar con una fuente de ingreso (sueldo) y una lista de 20 gastos mensuales.

 ¿Qué harás con tu dinero? ¡Vamos A Emprender!