Un Año Bueno o Malo Depende de Ti

Destelao.com te informa:

“No hay nada tan malo que no tenga nada bueno, ni tan bueno que no tenga nada malo”

Ya estamos en la recta final para cerrar el año, y como ya es costumbre, nos toca evaluar este año viejo que casi termina para prepararnos  a recibir un 2017 lleno de retos y nuevas oportunidades. Por lo general nos centramos en los extremos, “fue excelente”, “muy bueno”, “mi mejor año” o simplemente nos quejamos del peor año de nuestras vidas, “fue un desastre”, “que termine lo antes posible”.

23 Dic 2016 0 comment
(0 votos)
  Aurys Cruz Jáquez
  • tamaño de la fuente

Calificarlo como bueno o malo dependerá mucho de nosotros y de qué tanto hayamos trabajado nuestras metas, de ahí la importancia de saber qué queremos evaluar al finalizar el próximo año. La vida no es perfecta, y es normal que tengamos experiencias muy buenas y otras no tan agradables.

La próxima semana trabajaremos las metas, esta aprovecharemos para evaluar este año 2016, porque el aprendizaje es lo que nos va a dar las herramientas necesarias para actuar con más sabiduría y tomar decisiones determinantes en el largo plazo. A continuación algunas sugerencias:

1.- Evaluación de las metas propuestas para este año que acaba:

•             ¿Cuántas y cuáles metas teníamos?

•             ¿Cuántas y cuáles metas logramos?

•             ¿Cuántas y cuáles metas no logramos?

•             ¿Por qué logramos unas y otras no?

•             ¿Teníamos metas claras, alncanzables, medibles y especificas?

•             ¿Con quién o quiénes compartimos las metas?

 

2.- Crenimiento personal y profesional

•             ¿Sentimos que crecimos personal o profesionalmente?

•             ¿Cuáles cosas nuevas aprendimos?

•             ¿Cuáles lugares nuevos visitamos?

•             ¿Cuántas personas nuevas conocimos?

•             ¿Brindamos tiempo de calidad a nuestras familias y amigos?

•             ¿De qué estamos orgullosos? (logrado en este 2016)

 

 

3.- Financieramente

•             ¿Logramos estabilidad financiera?

•             ¿De cuánto son nuestros ahorros?

•             ¿Nuestros ingresos superan nuestros egresos?

•             ¿Cuántas entradas extras tenemos?

•             ¿Nos manejamos con presupuesto personales y/o familiares?

•             ¿Las deudas adquirimos son buenas o malas?

•             ¿Contamos con un plan de pago para nuestras deudas o están fuera de nuestro control?

 

 

4.- Comercial o laboralmente

•             ¿Contamos con nuevos clientes, proveedores o socios comerciales?

•             ¿Invertimos en algún proyecto este año?

•             ¿Aumentamos las ventas de nuestros negocios?

•             ¿Fuimos ascendidos en el trabajo?

•             ¿Recibimos un aumento de sueldo?

•             ¿De cuánto fueron las ganancias o pérdidas de este año?

Si respondemos estas preguntas de manera sincera estaremos listos para establecer las metas del próximo año con los aprendizajes de este, lo que nos garantizará un mayor avance y la seguridad de un 2017 lleno de logros.

De nosotros depende meditar o no en estas preguntas, las respuestas pueden llegar a ser negativas, y hasta frustrantes, pero debemos decidir lamentarnos por lo que no logramos o aprender, entender y ser conscientes de por qué no lo logramos para poder lograr las que nos establezcamos de ahora en adelante.

¡Hasta la próxima semana y A Emprender!