Destelao.com te informa:

Santo Domingo, DN, RD: La Procuraduría General de la República reclama que constitucionalmente la DNCD tiene que estar bajo su control o estar adscrita al Ministerio Público.

La Constitución política establece que el Ministerio Público formula e implementa la política del Estado contra la criminalidad y que dirige la investigación penal. 

Esta previsión constitucional parece ser la que invocan algunos líderes de la sociedad civil y autoridades de la sociedad para justificar el pedido de control absoluto de la agencia anti narcótica de la República Dominicana.

Qué significa dirigir la investigación. Veamos:

El constituyente cuando habla de que el Ministerio Público dirige la investigación. Se refiere esto a que dicha institución debe gerenciar la investigación desde el punto de vista legal. Es decir, ubica institucionalmente al Ministerio Público como un gerente legal de una investigación penal. Esto se desprende del mismo texto constitucional cuando en varios de sus articulados le asigna facultades de investigación penal a diversos órganos constitucionales. Sin embargo, establece que tal investigación se hará bajo la dirección legal de la autoridad competente, o sea, bajo la dirección legal del Ministerio Público. 

Me explico: dice la Constitución que la Policía Nacional, en Consejo de Seguridad y Defensa Nacional, las Fuerzas Armadas, son órganos constitucionales que están facultados para realizar investigaciones sobre crímenes y delitos, pero bajo la gerencia legal del órgano competente. Ver los artículos 255, 258, 260 y 261 de la Constitución. Es decir, bajo la dirección legal del Ministerio Público. No significa esto que la Policía Nacional, las FFAA, ni el Consejo de Seguridad y Defensa Social y otras dependencias de investigación penal que pueda crear el presidente de la República tienen que estar adscrito a la Procuraduría General. Lo que ordena la Constitución es que cuando estos estamentos  de carácter constitucional o de cualquier naturaleza legal asumen el papel de investigador penal, tienen que hacerlo bajo la dirección y coordinacion legal del Ministerio Público. Es decir, coordinar que el desarrollo de la investigación, desde el punto de vista funcional, tenga como director legal al Ministerio Público. Pero no por eso, tienen que ser una dependencia administrativa ni jerárquica institucional del Procurador General de la República.

Para el caso de que fuera como lo plantea el Procurador General y otras voces de la sociedad civil, entonces las autoridades investigativas del Ministerio de Agricultura, de la Dirección General de Aduanas, del Ministerio de Hacienda, entre otras áreas auxiliares de investigación delictual, tendrían que pasar a manos y control de la Procuraduría General de la República. Todas estas instancias están adscritas al Presidente de la República y tiene facultad legal para hacer las investigaciones de sus áreas. Son espacios especializados de investigación en sus áreas. 

Por otro lado, el fortalecimiento que viene registrando el Ministerio Público en América Latina a través de las reformas penales, es precisamente para fortalecer su capacidad de sostener el caso ante los tribunales. Es decir, que su fuerte o especialización no es la investigación, sino, ofrecerles las herramientas académicas para la presentación de la acusación ante los tribunales. Es decir, fortalecerles sus estrategias de litigación, de interrogación, de contra interrogación, de objeción, de presentación de evidencias, de alegatos de apertura y de presentación de los alegatos finales.

Para las doctrinas penales recientes y las reformas penales contemporáneas la investigación es  asunto de la policía técnica especializada. Las cuales permiten abrir y recoger las evidencias de una investigación para llevarlas al gerente legal de la investigación, es decir, y que en consecuencia este determine como experto en gerencia legal, los pasos a seguir. Y nada más.

La Dirección Nacional de Control de Drogas es un órgano especializado de persecución penal de los delitos de drogas y lavado de activos. Es decir, es un espacio de investigación y persecución de un delito especializado, cuyos miembros no están para sostener un caso ante los tribunales de la República. Su destreza es investigar y siempre en coordinacion como auxiliar del órgano de investigación penal que es el Ministerio Público.

La DNCD es una instancia que legalmente maneja información sensitiva y de importancia para el Jefe de Estado. El Ministerio Público es un órgano constitucionalmente que dirige la investigación con el propósito de sustentar una eficiente acusación ante el Poder Judicial. Su destreza y especialidad no es investigar sino sostener de manera eficaz la acusación. De hecho el Ministerio Público no sabe investigar ni investiga ni lo forman para investigar. Tanto el Código Procesal Penal, el Estatuto del Ministerio Publico como la Constitución y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos destacan al Ministerio Público como un ente para sostener el caso penal ante los tribunales pero no como un instrumento especial de investigación.

Por otro lado todas las agencias antinarcóticos de América Latina tienen una dependencia que no es el Ministerio Público. Ellas, si coordinan la investigación penal con el Ministerio Público. Pero no son dependencias adscritas a este órgano.