En Diverso

El pequeño Guille estaba con su padre en una isla. Jugando en la isla encontró una pequeña balsa pero no se percató que los palos de la balsa estaban podridos y en el agua podría hundirse fácilmente.  Emocionado porque había encontrado aquella balsa pensó que en ella recorrería todo el mar y luego cuando deseara volvería a la isla junto a su padre.  Así que la empujó al mar y la echó a andar.

Del día del amor y la amistad al carnaval y la Independencia. Así se pasa el pueblo en febrero. Unos comprando el regalito del amorcito, el de la vecina que de vez en cuando cuida a los niñitos y el de la buena amiga que siempre está ahí aunque sea pa’ oír lo’ chime.