Destelao.com te informa:

Es decir, no solo se ha incrementado la deuda durante estos dos años para mantener una estructura de gasto clientelar, sino que se han utilizado operaciones no transparentes ni legales.

Los dos primeros años de gobierno del señor Presidente Danilo Medina Sánchez se han caracterizados por la continuación de una política clientelar que reproduce el modelo presupuestario deficitario de su antecesor, el Dr. Leonel Fernández, motivando a un fuerte endeudamiento, tanto interno como externo.

Desde septiembre de 2012 a julio de 2014, de acuerdo a los Estados de Recaudación e Inversión de las Rentas de 2012 y 2013, preparados por la Dirección General de Contabilidad (DIGECOG) y reportes del Sistema de Información de Gestión Financiera (SIGEF), el gobierno ha recibido por fuentes de financiamiento la suma de RD$351,650 millones de pesos.

En ese mismo lapso de tiempo ha tenido que hacer desembolsos por Aplicaciones Financieras (Amortización de Deudas) por un monto de RD$183,065 millones.

La diferencia ha producido un Balance Financiero de RD$168,584 millones, en el período señalado, permitiendo al gobierno cubrir un Déficit Financiero acumulado de RD$114,100 millones, según las cifras oficiales, y obteniendo un sobrante de  RD$54,484 millones, de los cuales no se encuentran registros de su ejecución.

Esto nos permite asegurar que el gobierno no ha sido transparente en la presentación de las finanzas públicas, ya que los déficits presentados en el 2012 y el 2013 han sido subestimados, escondiendo la realidad.

El Déficit Financiero acumulado es fruto de haber percibido un total de ingresos corrientes y de capital por la suma de RD$729,877 millones, y haber ejecutado gastos por un monto de RD$ 843,977 millones, de los cuales el 81% fue de Gastos Corrientes, 13% Inversión Real Directa y 3% Transferencias de Capital.

De acuerdo a los movimientos de las cuentas entre el 2012 y el 2013, el gobierno no ha racionalizado el gasto, ya que ha incrementado los Corrientes en un 12% y ha disminuido los de Capital en un 28%, mientras los Ingresos Corrientes se incrementaron en 17%, fruto de la reforma tributaria de 2012.

De acuerdo a la Dirección General de Créditos Públicos (DGCP), el gobierno del Presidente Medina Sánchez ha incrementado el total de la Deuda Pública del Sector Público No Financiero (SPNF) en US$4,991.8 millones de dólares, al pasar de US$18,700.4 millones, al 30 de septiembre de 2012, a US$23,692.2 millones, al 30 de junio de 2014, equivalente al 26.7% % de crecimiento en 21 meses de gobierno.

Al 30 de septiembre de 2012, la Deuda Pública Externa del SPNF totalizó US$12,746.3 millones, mientras al 30 de junio de 2014, alcanzó la suma de US$15,830.0 millones, para un incremento de US$3,083.7 millones, equivalentes al  24.2%.

En cambio la Deuda Interna se incrementó en 32%, para un incremento de  US$1,908.1 millones, al pasar de US$5,954.1 millones a la suma de US$7,862.2 millones.

Es bueno resaltar que dicho valores de endeudamiento no incluyen varios préstamos aprobados en los últimos meses, ni la deuda flotante que se está produciendo con la ejecución de obras no contempladas ni registradas en el Presupuesto General del Estado de este año 2014.

Como características de la deuda externa del SPNF, y preocupante a la vez, resalta el incremento en US$2,608.27 millones, equivalentes al 106% por concepto de Bonos Globales (Soberanos), que han pasado de US$2,466.6 millones, en septiembre de 2012, a un monto de US$5,074.9  millones, a junio de 2014.

En contraste con lo anterior, la deuda con los Organismos Multilaterales y Bilaterales solo se ha incrementado en US$592.4 millones, un 6%, al pasar de US$9,969.9 millones a US$10,562.3 millones en el período analizado.

La deuda concesionaria contratada bajo los Acuerdos de Caracas y de Petrocaribe tuvo un incremento de US$1,052.2 millones en lo que va de gobierno, al pasar de US$2,934.4 millones a  US$3,986.6 millones, equivalente a un crecimiento de 36%.

Al 30 de septiembre de 2012, la Deuda Interna del SPNF totalizó RD$233,749.0 millones o su equivalente a US$5,954.1 millones, y estuvo compuesta en un 19.7% por deuda contratada con la banca comercial local, en un 35.4% por deuda en bonos para la Recapitalización del Banco Central, y en un 44.9% por deuda instrumentada en bonos  internos.

En cambio, al 30 de junio de 2014, la Deuda Interna del SPNF totalizó RD$341,238.8 millones (equivalentes a US$7,862.2 millones), y está compuesta en un 24.5% por deuda contratada con la banca comercial local, en un 38.8% por deuda en bonos para la Recapitalización del Banco Central y en un 36.7% por deuda instrumentada en bonos.

Es muy significativo que la deuda interna con la banca comercial local se haya incrementado en un 24.4%, al pasar de una participación de la deuda interna del 19.7% en septiembre de 2012 al 24.5% a junio 2014, ya que esto impacta negativamente en la posibilidad de acceso al crédito del sector privado.

Durante el 2014, al parecer el gobierno ha tenido dificultades para recibir desembolsos de los Organismos Multilaterales, ya que el Banco Mundial solo ha aportado RD$3,725.8 millones, equivalentes al 28% de RD$13,438.73 millones presupuestados; del BID la suma de RD$4,622.98 millones para un 24% de RD$19,660.86 millones, y de la Agencia Francesa para el Desarrollo aun no ha recibido nada de RD$6,246.00 millones, mientras el financiamiento de Petrocaribe ha constituido el 22% del total recibido por el gobierno de enero a julio, cuando en el Presupuesto General del Estado representaba tan solo el 14%.

Resaltamos que durante estos dos años de gobierno del Presidente Danilo Medina Sánchez se ha utilizado financiamiento de obras sin estar contempladas en el presupuesto aprobado por el Congreso Nacional y aprovechando la mayoría congresional se han legalizado ejecuciones y empréstitos ilegales.

Basta recordar la promulgación de la ley No. 312-12, de Reconversión de Facilidades Crediticias Otorgadas por el Banco de Reservas a Diversas Entidades Gubernamentales, donde se convertían Letras del Tesoro en deuda de largo plazo, violando los artículos 4, 93, 128 de la Constitución; el artículo 37 de la ley No. 423-06, Orgánica de Presupuesto; así como el artículo 21, de la ley No. 6-06, de Crédito Público.

De igual forma el presidente Medina Sánchez sometió y promulgó la Ley No. 160-13, del 9 de diciembre de 2013, que reconoce la racionalización de operaciones de crédito con el Banco de Reservas de la República Dominicana y el Ministerio de Hacienda, mediante la cual se le dio viso de legalidad a operaciones financieras ilegales por un monto de RD$34,123.5 millones, con los cuales se cubrieron gastos que no fueron registrados en el Sistema Integrado de Gestión Financiera del Estado.

Es decir, no solo se ha incrementado la deuda durante estos dos años para mantener una estructura de gasto clientelar, sino que se han utilizado operaciones no transparentes ni legales, y al final no se ha resuelto ninguna de las grandes demandas sociales históricas.

Al finalizar sus primeros dos años de gobierno, el Presidente Medina Sánchez, ha reprobado la asignatura de la institucionalidad, transparencia, rendición de cuentas y racionalidad del gasto, al mantener un modelo de presupuesto deficitario basado en endeudamiento, el cual compromete cada día más el futuro de las generaciones jóvenes.

José Rijo Presbot, Congreso Dominicano, asesor de organismos internacionales.