Destelao.com te informa:

El Estado Islámico, es una entidad que con cada paso que avanza, hace temblar gobiernos y a otros actores en la región de Oriente Medio y más allá. Aunque sus objetivos en un principio, se limitaban al establecimiento de un gobierno islámico en Irak, luego de involucrarse en la guerra civil en Siria y posterior a una serie de sucesos favorables a su avance, se ha decidido por  el establecimiento de un califato queriendo tal vez encontrar la forma de borrar las fronteras trazadas en el pasado por las potencias europeas. 

Esta organización surge de la filial de Al Qaeda en Irak (AQI), pero, el Estado Islámico de Irak (ISI) como se llamaba en ese momento, operaba con un amplio campo de independencia de la cabeza paquistaní, debido a que por lo general estas asociaciones con Al Qaeda son casi siempre de carácter ideológico y de nombre y no tanto de carácter operativo. Así al iniciar la guerra civil Siria en 2011, el liderazgo de ISI ve la gran oportunidad de expandir su alcance, más en ese momento en Siria un importante número de milicias combatían contra el gobierno de Bashar el Assad y algunas de estas eran milicias islámicas.

Es así que para ese entonces ISI decide incluir a Siria en sus planes y en su nombre, pasando a llamarse el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), donde su idea era armar un frente común con las milicias islámicas bajo su liderazgo, con los objetivos de combatir a Bashar el Assad y establecer un Estado islámico transfronterizo. De manera que, ISIS, aun formando parte de Al Qaeda, decide fusionarse con la filial siria de Al Qaeda: el frente Al Nusra. Sin embargo desde Pakistán Aymán al Zawahiri, el sucesor de Osama Bin Laden, rechaza dicha fusión y ordena a ISIS que regrese a sus actividades en Irak.

En ese momento, ISIS, repleta de combatientes de múltiples nacionalidades, decide desconocer la autoridad de Zwahiri y se lanza a la carga sobre Siria, por lo que se materializa la separación entre las dos organizaciones. Estos son los hechos que llevarán a ISIS a enfrentarse contra las tropas de Assad, y también contra diversas milicias rebeldes en la guerra civil siria, incluyendo también las milicias islámicas y al propio frente Al Nusra, que permanece como el representante oficial de Al Qaeda en Siria; de ahí en lo adelante ISIS se presentará como una organización independiente. 

ISIS sorprendió a muchos, pues además del combate, mostró enorme eficacia en todo su diseño estratégico, pues al tomar poblados sirios, capturaba el armamento y las provisiones de las otras milicias, y se apoderaba de los recursos petroleros los cuales comerciaba. Cuando creyó estar lista fue tomando control sobre ciudades iraquíes y hoy es amplio el territorio controlado en ambos Estados; cabe señalar que también parte de su financiamiento procede de la aportación que países como Arabia Saudita, Kuwait y Qatar han efectuado para alimentar el combate contra el presidente de Siria Bashar el Assad.

Todo esto ha puesto de manifiesto que ISIS no solo es una amenaza para los gobiernos de los Estados donde opera, sino también al monopolio que hasta ahora mantenía Al Qaeda de la yihad global. ISIS es percibida como la organización con mayor eficacia y fortaleza para lograr el establecimiento de un califato global. Esto hace que aumente la deserción de combatientes de otros grupos como el propio Al Nusra, en favor de ISIS, lo que al final nutre sus filas de combatientes de diversas nacionalidades.

Cuando ISIS nueva vez cambia de nombre a Estado Islámico, y su líder Abu Bakr al Baghdadi anuncia el establecimiento de un califato, la alerta se convierte en alarma, que hermana a amigos y enemigos regionales y globales en su contra, ya que la figura del califato no reconoce las fronteras de los Estados nacionales. Esta agrupación sunita tiene en vilo el área de influencia chiita de Irán, y atemorizado a gobiernos como el libanés y el jordano.

El Estado islámico, con sus métodos sanguinarios, es una amenaza además para los kurdos, los cristianos, para todas las minorías religiosas y para todos los que no decidan convertirse al Islam y también para quienes lo interpreten de una manera diferente a la que ellos lo interpretan. Algo curioso es que la propia Al Qaeda ha llegado a declarar que los métodos empleados por ellos son demasiado violentos. Insólito ¿no?

El 7 de agosto, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama decide atacar al Estado Islámico, logrando detener su avance, pero ha tenido mucho cuidado de presentar esta como una intervención limitada que no pretende sustituir al ejército iraquí y mucho menos involucrarse de nuevo en Irak. Se reporta la colaboración de Irán de cerca con Estados Unidos en contra del Estado Islámico.

De manera que de una forma muy extraña, tenemos hoy en un mismo frente, en una insólita unidad, producida por la preocupación que genera esta amenaza, a actores diversos como, el gobierno de Irak, los grupos sectarios en Irak; el gobierno de Siria, los grupos rebeldes y la oposición laica en Siria, las milicias islámicas locales en Siria, grupos transnacionales como Al Qaeda, los grupos que reclaman alianzas con Al Qaeda, como es el caso de Al Nusra en Siria; Irán y sus aliados, destaca Hezbollah en Líbano; Jordania; así como a Estados Unidos y sus aliados. No obstante el Estado Islámico no da visos de detenerse.

Por Alfredo de la Cruz

 

@AlfredoBort