Destelao.com te informa:

Santo Domingo, DN, RD:- La expansión de la epidemia de ébola mas importante que se ha producido en la historia ya alcanza a España, donde una enfermera que atendió a uno de los misioneros de ese país fue diagnosticada con el virus y a Estados Unidos, donde ayer falleció el nacional liberiano que presentó síntomas después de estar en territorio de ese país.

En el primero de estos casos, la infección ocurrió a pesar de que se tomaron todas las medidas de seguridad, aparentemente por el toque inadvertido de la profesional de la salud en la cara al momento de quitarse los guantes con que había tocado al enfermo.

Y en el segundo, Thomas Duncan, quien llegó de Liberia a casarse con la madre de su hijo y comenzar una nueva vida en los Estados Unidos, presentó síntomas a los cinco días de estar en territorio norteamericano víctima de la infección con el virus.

En la República Dominicana, como no tenemos la especie de murciélago que es el reservorio natural del virus, en el caso remoto que se presentara el ebola, tendría que ser en un paciente que llegue de algún país, no necesariamente africano, e ingrese a nuestro territorio a través de los aeropuertos o la frontera terrestre.

Recordemos que el periodo de incubación del virus va desde los 2 a los 21 días de que la persona se haya contagiado, por lo que cualquier turista de los más de 5 millones que llegan al país, podría ingresar incubando el virus, asintomático y desarrollar la enfermedad en nuestro territorio.

Así que lo mejor que podríamos hacer es prepararnos para lo peor, aunque con la esperanza de que no ocurra nunca un caso en la República Dominicana, porque las consecuencias sanitarias y económicas serían verdaderamente catastróficas.

Además de las medidas de prevención, que incluyen la identificación de viajeros provenientes de la zona de África donde existe la epidemia, el país debe en este momento aplicar el plan de contención del ébola, que ha sido diseñado por la OPS para los países de América Latina.

1.Se debe identificar y equipar una unidad de aislamiento estricto y entrenar el personal que debería asistir a cualquier caso sospechoso, aislar el enfermo e identificar los contactos es fundamental para evitar la expansión del virus en una comunidad.

Además de esto se debe tener claramente identificado el laboratorio donde se realizaran las pruebas que descarten o confirmen la presencia del virus, por nuestra cercanía con los Estados Unidos crear el enlace con la oficina de la CDC que existe en el país para realizar estas pruebas es imprescindible en este momento.

2.Se debe entrenar a los médicos y paramédicos seleccionados en el uso de los protocolos de asistencia sanitaria a cualquier paciente que pueda presentar un caso de ébola en el país.

Ademas por las características de la enfermedad, se debe establecer un patrón de seguimiento de los contactos que tuvo el paciente, solo imaginemos que ocurra en un turista para entender la complejidad de esta tarea, y estos contactos deben monitorizarse por 21 días consecutivos para identificar cualquier síntoma de fiebre que avise de que la enfermedad está presente.

3.Deberíamos comprar para almacenar una cantidad de equipos para el uso del personal de salud, quienes son los que están en la primera línea de riesgo de ser infectados, entrenarlos en el uso de esos equipos que son un grado 4 de aislamiento y de cuyo uso no hay experiencia en el país.

Recordar que en África el personal sanitario, médicos, enfermeras y laboratoristas, desertó de los hospitales para no arriesgar su vida por las condiciones en que realizan su trabajo.

En este caso el personal que este designado para tratar los casos debe conocer perfectamente las medidas que debe tomar para evitar el contagio.

4.El país debe estar debidamente informado sobre lo que significa esta enfermedad, las posibilidades de penetración y como identificar los casos. Además se deben establecer las medidas adecuadas en los aeropuertos de modo inmediato, con identificación de la procedencia de las personas que nos visitan, sobre todo los países y lugares visitados antes de llegar a nuestro país y así establecer seguimiento a los que provengan de áreas donde exista la epidemia.

América Latina y el mundo están en alerta ante la expansión del virus del ébola en África y otros países, nosotros no estamos exentos de que aparezca algún caso, ya que cualquier persona podría llegar de Europa en estos momentos y presentar síntomas de ebola, porque tenemos que estar totalmente preparados para evitar su expansión.

Nunca mejor dicho que en este caso precaver es mejor que remediar.