Detelao.com te informa

La crisis económica mundial, nos ha traído no solamente malestares económicos, los males sociales se han acrecentado y las debilidades de las instituciones se les han caído los mantos que las encubrían.

Alrededor del mundo se están suicidando jóvenes porque ven que su futuro es incierto. Hay suicidios en China, Los Estados Unidos, Los países Árabes y todo como consecuencia de la mala distribución de las riquezas.

La corrupción se agiganta cada vez más y las ambiciones de los políticos de perpetuarse en el poder los llevan a la permisibilidad que corrompen todos los estamentos del Estado.

Las revoluciones que se les avecinan a los pueblos, parece que nacerán de movimientos espontáneos, porque sus líderes se aburguesaron tanto, que el carro de la revolución los dejó en los bares tomando vinos caros y fumando cigarros, o en sus curules esperando las prebendas de los barrilitos, el hombre del maletín o quizás algún narcotraficante.

Las revoluciones de los licenciados recién graduados no les perdonarán el haberlos sumido en la miseria y se la cobrarán con creces.