Destelao.com te informa

La noche del 14 de enero, a las 8:45 P. M. matan a tiros a Luis Felipe Espertin Citronelli, abogado, en circunstancias todavía no aclaradas por la Fiscalía de la Provincia de Santo Domingo, la Dirección Central de Investigaciones Criminales y los organismos de seguridad e inteligencia del estado, ahora mueren dos más, miembros del mismo bufete y no ha habido respuesta inmediata sobre los casos citados ocurridos en la Provincia de Santo Domingo.

Cabe preguntar cuales razones podría tener un individuo o grupo para matar o mandar a matar uno o varios abogados, a quién o a quiénes convendría terminar con la vida de estos desafortunados Fausto Morel Matos Matos y René Antonio Vegaso, qué motivos han tenido los asesinos para disponer de la vida de esos auxiliares de la justicia? Entre otras interrogantes.

El caso de Luís Felipe no ha sido aclarado, se tienen algunos elementos sueltos y se están examinando diferentes armas de fuego obtenidas mediante redadas a  posibles delincuentes en las calles de Santo Domingo, ninguna novedad al respecto se ha ofrecido a los familiares, al Colegio de Abogados de la Republica Dominicana, este expediente está atrapado en un suero de miel de abeja.

Sobre los envenenamientos de los dos últimos caídos exactamente un mes después, se esperan informes de Patología Forense  para que arrojen la verdad sobre qué pasó, qué tipo de veneno se usó, dosificación, forma (si fue a través de tragos o alimentos), hora, en qué ambiente, quienes se encontraban presentes, entre otras circunstancias.

De inmediato se dio a conocer que ningunas de las víctimas presentaban signos de violencia visibles, por lo que se presume un envenenamiento, llamó la atención de las autoridades y de los residentes de Los Peralejos de Santo Domingo Oeste que ambos abogados trabajaban juntos, aunque sus cadáveres aparecieron en lugares distintos

Oficiales de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) profundizan las pesquisas para determinar las reales circunstancias en que murieron , cuyos cadáveres fueron encontrados, sin aparentes signos violencia, en una residencia del residencial Villa Florida, del sector La Venta y en una oficina de abogados de Los Peralejos, en Santo Domingo Oeste.

La institución del orden dijo que ambos cadáveres fueron levantados por autoridades del Ministerio Público y enviados al Instituto Nacional de Patología Forense, para los fines legales correspondientes.

Matos Matos fue encontrado muerto a las 10:25 de la mañana en su residencia de la carretera Duarte Vieja, en el apartamento, número 2, residencial Villa Florida, sector La Venta de Herrera.

Mientras que el cuerpo de  Vegaso fue levantado a las 8:00 en su oficina de abogados “Matos y Asociados”, ubicada en la calle 17, número 59, sector Los Paralejos, kilómetro 13 de la Autopista Duarte, ambos cadáveres fueron levantados el día 15 de febrero, lo que supone fueron envenenados el mismo día 14

La Policía informó que analiza cada una de las escenas en busca de evidencias que permitan esclarecer el caso, al tiempo que esperan un informe de Patología Forense, que establezca las causas de los decesos.

El Colegio de Abogados de la Republica Dominicana, debe acompañar este proceso y designar abogados penalistas expertos en la materia criminal, para que se haga justicia de manera estos hechos irresponsables sean sancionados con todo el peso de la ley y no queden impunes como otros tantos casos que no pasan de ser publicados en los periódicos en todo el país.

Algo está ocurriendo, digno de ser estudiado, dado el comportamiento subversivo y criminal de la sociedad, estamos llegando a colmo de no impresionarnos de nada, nada nos preocupa ni sorprende, se ha perdido la capacidad de asombro ante hechos de esta naturaleza, cada día el Gran Santo Domingo protagoniza eventos de esta naturaleza y se extienden por todo el territorio nacional, tenemos que buscar la solución dijo un residente en el kilometro 13 de la autopista Duarte, próximo a la oficina de Vegaso.

Destelao.com entiende que la justicia dominicana, representada por los jueces, fiscales, policías judiciales e investigadores especiales, debe poner ejemplos a los Sicarios, ejecutores y autores intelectuales para que la sociedad disminuya el riesgo y para que el número de víctimas se reduzca a su máxima expresión, mano dura contra el crimen es y debe ser la consigna.

No más muertes violentas.