Destelao.com te informa

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Las declaraciones del director de Ética e Integridad del Gobierno, Marino Vinicio Castillo (Vincho), en las que atacó al Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, por decidir estudiar el expediente del senador Félix Bautista, señalado como corrupto por varias organizaciones políticas y cívicas, ponen a prueba la autoridad el presidente Danilo Medina.

Con el ataque al Procurador Genera de la República, Francisco Domínguez Brito el abogado Vincho Castillo genera división en la actual administración.

El Procurador es el funcionario cabeza del Ministerio Público, que tiene una responsabilidad fundamental para que el presidente Medina desarrolle su política de honestidad contando con la colaboración de la Dirección de Ética e Integridad del Gobierno, que dirige Vincho Castillo.

Al enfrentar a Domínguez Brito, el abogado Vincho Castillo daña la buena comunicación que debe existir entre ambos funcionarios para llevar a cabo la política de transparencia, prevención y persecución de la corrupción.

Al presidente Medina le genera el dilema de decidir a quién apoya entre Domínguez Brito y Vincho Castillo, sobre todo si las diferencias se acentúan.

Hasta ahora el Procurador se ha limitado a decir (ver diario Hoy) que mañana (martes 2 de octubre) responderá a las críticas en su contra. Pero todo el que conozca el historial del abogado Vincho Castillo sabrá que no cesará en su oposición a Domínguez Brito.

“Vamos a cazar a un dirigente político allegado a Leonel, que fue funcionario importante durante los ocho años de su gobierno, muy cercano a él”

Si a esto agregamos la referencia a las 34 auditorías y la tesis del supuesto “Plan Fujimori”, es evidente que Vincho Castillo intenta echar dudas sobre las intenciones del Procurador, que no sólo se han limitado al caso Félix Bautista, sino que impuesto sanciones disciplinarias a fiscales, dispuso medidas para mejorar la administración de las cárceles y no ha excluido ningún expediente sobre posibles casos de corrupción.

En su programa de televisión La Respuesta, del pasado domingo, Castillo no sólo le pidió al Procurador que no haga “excepción”, sino que también investigue la administración del ingeniero Hernani Salazar en la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), durante el gobierno de Hipólito Mejía.

Aunque en principio habló de no excluir otros posibles expedientes, luego el encargado de Ética e Integridad del Gobierno asumió una posición contraria a que se investigue al senador Félix Bautista, ex director de la OISOE, echando mano de la tesis de un supuesto plan para crear enfrentamientos entre el presidente Medina y el ex presidente Leonel Fernández.

Según Vincho Castillo, la acusación contra Félix Bautista formaría parte del un supuesto “Plan Fujimori”, que consistiría en perseguir al influyente senado peledeísta por su cercanía con el ex presidente Fernández.

“Vamos a cazar a un dirigente político allegado a Leonel, que fue funcionario importante durante los ocho años de su gobierno, muy cercano a él”, expresó Castillo, argumentando que así piensan quienes estarían detrás del supuesto plan.

La comparación no ha de resultar nada agradable ni feliz para el ex presidente Fernández. El ex dictador Alberto Fujimori está actualmente preso en Perú, purgando condena por hechos de corrupción y asesinatos cometidos en su régimen. De igual manera está preso su cercano colaborador Vladimiro Montesinos.

Castillo también advirtió que la decisión de Francisco Domínguez Brito podría ocasionar una disputa “muy peligrosa”,  porque supuestamente provocaría que el ex presidente Leonel Fernández piense que la persecución contra el senador Bautista es en su contra.  Al mismo tiempo sugirió al presidente Danilo Medina que mire  “el alcance de la situación”.

Lo de las 34 auditorías y las declaraciones de Danilo Medina

Cuando el abogado Vincho Castillo hizo referencia a 34 auditorías que supuestamente revelan casos de corrupción durante el gobierno de Hipólito Mejía, recordó que el propio Danilo Medina habló de este tema cuando fue nombrado Secretario de la Presidencia al comienzo del gobierno de Fernández en el cuatrienio 2004-2008. Subrayó que Medina dijo entonces que si el contenido de esas auditorías se revelaba, temblaría la tierra.

El abogado Vincho Castillo, al recordar esas declaraciones del actual gobernante, de alguna manera, emplaza al jefe de Estado a ordenar al Procurador General a que las tome como punto de partida para posibles sometimientos por corrupción contra ex funcionarios. De lo contrario quedaría en entredicho la política de ética y honestidad impulsada por el presidente Danilo Medina.

Ya antes el abogado Castillo había recordado esas palabras de Medina y otras declaraciones en las que dijo que el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, al regresar al poder en 2004.

En respuesta a una pregunta periodística, Danilo Medina dijo en 2004 que el gobierno había decidido cambiar impunidad por gobernabilidad, razón por la cual no se había dado curso a los posibles expedientes de corrupción contra ex funcionarios perredeístas.

01/10/2012