Destelao.com te informa:

Cuando vemos la manera como importantes figuras de la sociedad, del ámbito político, social y económico del país, han estado siendo señalados por sus innumerables inconductas y manejos impropios,  frente a los denominados códigos  éticos  y morales que rigen la vida del ser humano. Entre los que se encuentran, aquellos llamados servidores públicos del Estado. 

Empezamos a entender que existen razones de peso para pensar, que hay verdadera voluntad para poner un alto a ese flagelo, y que desde el ejecutivo no serán nunca jamás, alentadas ni promovidas situaciones similares.

La evidente manifestación del presidente de la república, en el ánimo de emular al viejo mentor y guía de sus acciones, Prof. Juan Bosch, ha traído consigo las motivaciones en otros para seguir el ejemplo.

Esto ha originado que a lo interno de su partido, un grupo de dirigentes en todos los niveles de su dirección,  empiecen a procurar lo que en campaña se convirtió en el grito de guerra del PLD., “Corregir lo que está mal”, y han empezado a surgir situaciones de reclamos en favor de lograr la sintonía con el modelo de gobierno propuesto por el nuevo presidente Danilo Medina, quien ha prometido a la sociedad dominicana, la realización de un gobierno ético y moral. En el que prevalezcan las buenas costumbres y cesen  las artimañas y maniobras del pasado.

En ese sentido, y en consonancia con esa actitud, una cantidad de dirigentes políticos del Partido de la Liberación Dominicana, en la circunscripción no. 3 del Distrito Nacional, le ha salido al frente a los que ellos llaman “Bandidos del trabajo ajeno”, refiriéndose a una clase dentro de su partido y muy especialmente en su demarcación, la cual se ha dedicado desde hace tiempo, a la búsqueda de prebendas particulares, vendiendo y cobrando el trabajo de los compañeritos de las bases. 

Se trata, según la dirigencia morada de esa demarcación de la capital, de los famosos presidentes de Comités Intermedios, llamados a dirigir, orientar y canalizar las demandas de sus respectivos compañeros, miembros de sus organismos. 

Pero sin embargo, se han dedicado al cabildeo personal en provecho propio y de sus allegados.

Violentando con esta práctica, todo lo anteriormente establecido al inicio de este comentario, en relación a la voluntad  y disposición del nuevo gobierno.

“Corregir lo que ha caminado mal”, es el eslogan de la dirigencia de esta circunscripción, quienes con actitud decidida y sin retorno, pretenden llegar hasta las puertas y despachos de las instituciones, para poner al descubierto una práctica a todas luces dañina y contraproducente con el rumbo y los propósitos de la actual gestión.   

La habilidad desleal de cobrar en varias instituciones, así como la distracción de los empleos en favor de familiares y amigos,  desdice  mucho de  aquellos que están obligados por mandato ético, a velar por el bienestar de sus semejantes dentro de la organización.

Situación que ha provocado niveles de insatisfacción y censura, en los círculos  de dirección   y   las  autoridades  de  ese  partido. 

Recordemos que la desconfianza generada entre los dirigentes de esa circunscripción, sumada a la actitud indiferente de sus líderes, provocó que el hoy presidente de la república, designara al Ing. Fernando Fernández, al frente de la dirección de su campaña para esta demarcación.   

Las constantes denuncias de malos manejos y los reincidentes choques y confrontaciones entre los grupos de poder, provocaron la sustitución de todo el equipo que generalmente en procesos anteriores, habían dirigido la campaña.

Según las informaciones recopiladas, a través de varios métodos una cantidad de bandidos dentro del PLD., se han dado a la tarea de cobrar en todos los sitios, mientras la dirigencia  está  llevándosela el puro Diablo.

Un grupo de presidentes de comités intermedios, dedicados al negocio de la búsqueda, el comercio y el chantaje, procuran una vez más, alzarse con el santo y la limosna,  pretendiendo quedarse con la cuota de participación en el estado, correspondiente a los compañeros que trabajaron en las pasadas elecciones presidenciales.

Intentan granjearse para sí mismos, su incorporación en las nóminas del estado, en un franco atentado contra el derecho de los demás, pese a estar cobrando en dos o tres instituciones simultáneamente. Como lo es el caso del Ayuntamiento del Distrito Nacional, quien tiene en sus nóminas al 80% de la matrícula de presidentes de intermedios de esta circunscripción, el Senado de la República, que acogió a una gran parte de estos chupa sangre, el Instituto Dominicano de Aviación Civil, la Dirección General de Aduanas, quien acaba de designarlos a casi todos, sin someterlos al debido proceso del cruce de nóminas con otras instituciones, en fin.  

Son incontables las denuncias y alegatos fundados en este principio de acción, lo que ha motivado la creación de comisiones de dirigentes presidentes de comités de bases, para enfrentar esta situación, a fin de impedir que otra vez ocurra lo que en el pasado.

Creemos que el derecho a la protesta es la herramienta de mayor eficacia en contra de los que se han manejado mal en detrimento de los demás.

Seguiremos, dándole seguimiento a estas y otras informaciones, siempre al lado de las mejores causas, las cuales indefectiblemente contribuyen al fortalecimiento del partido y la nación.