“Del Presente al Futuro” La Reelección: Entre la Constitución, los Juramentos y el Contexto General

Destelao.com te informa:                                                    

Los cuatro conceptos que encabezan este escrito se sintonizan tal cual las patas de una mesa para la tan mencionada e inevitable, cada cierto tiempo, reelección presidencial en la República Dominicana. 

20 Nov 2018 0 comment   José Núñez

Aunque en cada período, circunstancia o coyuntura asume unos discursos e intereses diferentes el tema reeleccionista, el cual es satanizado por quienes se sienten afectados y vistos como una salvación divina, y por lo tanto inteligente, de los que piensan que la misma lo va a beneficiar directa o indirectamente. 

Incluso, hasta quienes han criticado duramente la relección presidencial cuando no han estado de por medio sus propios intereses, son los que lucen más dóciles y racionales al verse seducidos por esta falencia institucional, especialmente cuando su vía se logra marchitando la puerta expresa que dice de la fortaleza legal de una Nación, la que siempre se sustenta en la Constitución. 

En este escenario que se nos presenta ahora, para las elecciones del 2020, la «Reelección» que es una sola palabra o concepto, está sujeta especialmente o de manera prioritaria a las siguientes variables, las cuales vamos a desarrollar a continuación, lo que nos hará puntualizar una conclusión tipo pronóstico, aunque ajustada siempre al razonamiento lógico. 

La Constitución

Ésta es la primera incógnita, pero como el dato histórico la hace endeble frente a este aspecto de la reelección, hay que decir, que si no se tiene la actitud de defenderla en cualquier terreno, reconociendo que «papeleta mató a menudo», y con estos legisladores tan qué se yo, el asunto de la prohibición constitucional no parece ser por sí solo la columna que le ponga un freno a otra repostulación del presidente Danilo Medina. 

Aquí con el tema constitucional existe un punto favorable para el reeleccionismo, independientemente de si es o no es ético, y las consecuencias de llevar a cabo tal acción, por supuesto que da preocupaciones a las mayorías antes que tranquilidad. 

Los Juramentos

Ahora vamos a evaluar los juramentos hechos por el señor presidente de la República, el primero, frente a la Asamblea de Delegados del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el 30 de agosto de 2015, sí, esa misma que lo proclamó y oficializó como candidato presidencial para las elecciones del año 2016. 

En ese escenario, Danilo dijo a todos sus compañeros levantando su mano derecha, «les juro por Dios, por mi familia, que no volveré a aspirar más a la presidencia de la República». 

Segundo juramento del primer mandatario, el cual tiene más peso frente al país que el primero, ya que fue dicho a toda la Nación el día de su proclamación el 16 de agosto de 2016, al ponerle la Banda Presidencial como presidente constitucional para el período 2016-2020, cuando juró respetar y hacer respetar las leyes, la Carta Magna o nuestra Constitución. 

En este punto, en el tema de los juramentos, la reelección recibe un golpe letal, porque cómo se va a enviar el mensaje nueva vez del irrespeto a la Constitución, y también, que lo dijo frente a las máximas autoridades de su Partido, representadas en casi el 90% en esa Asamblea de Delegados, ¿y entonces? 

Vámonos ahora con el contexto, que es el conjunto de circunstancias que rodean una situación determinada, las cuales necesariamente abarcan lo local y lo internacional. 

Contexto Internacional

En el contexto internacional, la situación es más o menos ligera, porque después de cerrar el tema de la Guerra Fría (de 1989 al 1991), ya el intervencionismo de USA o Yanquis es un poco light, y no es que no tengan sus influencias e intereses que puedan provocar inconvenientes a un presidente o aspirante a este cargo, pero realmente lo del exterior no es el punto determinante para decidir las candidaturas locales. 

No, ya las cosas no funcionan así, independientemente de que tengan sus candidatos favoritos, pero ahora a las mayorías nacionales las dejan decidir con una relativa libertad. Por lo tanto, repetimos que el asunto internacional no será el punto nodal en una reelección. 

Contexto Local

En el plano local, el asunto no está para galletitas, porque aunque la gestión de Danilo Medina en sentido general está siendo bien valorada por la población, la gente no quiere nada con que se modifique la Constitución para el caso exclusivo de otra reelección, y es tan así, que el tema anda por el 75% de un rechazo con firmeza al decir de las últimas encuestas. 

En ese orden de ideas, la oposición representada mayoritariamente por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), lo que ha evidenciado hasta ahora es una unidad monolítica de no apoyar una nueva modificación constitucional para darle paso a las probables aspiraciones reeleccionistas otra vez del presidente Medina. 

También, la popularidad de Danilo, que se encuentra muy bien, especialmente porque ya son casi siete (7) años gobernando, pero la realidad es que, de alrededor de un 80% ésta se ha colocado en un 52%, es decir, la reducción es para ponderarla, no vaya a ser que sea una tendencia, lo que lógicamente podría amenazar la era de los que serán 16 años corridos del PLD en el poder, y 20 de los últimos 24. 

Además, el proyecto presidencial de Leonel Fernández está vez anda mejor que bien, el hombre sin temor a discusión ha retomado sus anteriores encantos, aquellos de finales de los años noventa y los de 2004 al 2012. 

Por lo tanto, después de imponerse una reelección en el 2016 que dejó sus ronchas, volver con el tema de nuevo, donde esta vez existe un candidato que es igual o tan popular como el presidente de turno y cuidado, donde el pueblo sabe que no puede ni debe reelegirse por ser violatorio de la ley, y en vista de lo que pasa con los otros aspirantes internos en el PLD, que no prenden, contribuye o empuja a que todos los caminos lógicos se abran en favor de Leonel. 

En definitiva, la Reelección; entre la Constitución, los Juramentos y el Contexto General, nos indica que el tema de la repostulación, de no dejarlo tranquilo, y al mismo tiempo abrirle las puertas a la opción más viable y menos conflictiva en el PLD, es entonces escoger; entre salir del poder o continuar con el control del Estado dominicano. 

Ellos dos, Danilo y Leonel, por enésima vez, repito, tienen el pandero en sus manos…

 “Del Presente al Futuro”

Autor: José Núñez

@josenunez00