Destelao.com te informa: 

Santo Domingo, DN, RD:- Para el Despacho del Ordenador Nacional de los Fondos Europeos para el Desarrollo y la Dirección General de Cooperación Multilateral (DIGECOOM), los proyectos de microcentral hidroeléctrica  que  construyen en conjunto, el Gobierno y Organizaciones no Gubernamentales en diferentes comunidades apartadas de la geografía nacional, tienen una importancia capital, porque impactan en la mejoría de las condiciones de vida de los comunitarios.

Así lo destacó el ingeniero Antonio Vargas Hernández, Ordenador Nacional y titular de DIGECOOM, a través del subdirector general, arquitecto Jaime Felipe, enlace  con las instituciones gubernamentales que gestionan estos proyectos y quien ostenta su representación en las inauguraciones.

     El funcionario se refirió al tema, al dejar en funcionamiento la microcentral  hidroeléctrica, de la comunidad de Lima Ingenñito, en San Juan de La Maguana a un consto superior a los RD$17 millones, con fondos de la Unión Europea, apoyada por la DIGECOOM, a través  del Sector Social que dirige la licenciada Soraida García, y gestionada por la Fundación Sur Futuro.

      La obra que generará unos 42 kilovatios, beneficiará a unas 120 familias, equivalentes a 596 habitantes de las comunidades  de Lima Ingeñito y Boca de Arroyo, perteneciente a la junta distrital de Sabaneta, ubicada al norte de la provincia San Juan.

      El acto de inauguración estuvo encabezado por la presidenta de Sur Futuro, doña Melba Segura de Gullón; la directora de la Unidad de Electrificación Rural y Suburbana (UERS), Thelma Eusebio,  y arquitecto Felipe, de la DIGECOOM.

      Estas iniciativas, orientadas a impactar las condiciones sociales de las referidas comunidades marcadas por las marginalidad y la exclusión, forman parte de un proyecto de electrificación rural basado en fuentes de energías renovables del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), también son apoyadas por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI).

     El proyecto cuenta con una turbina de flujo cruzado con una capacidad de generación de 42 kilovatios que es suficiente para atender las necesidades de energía de las referidas comunidades, y será administrada por los comunitarios, a través de la Cooperativa Ingeñito, quienes se encargarán de su mantenimiento, así como de la facturación y cobro de la energía.