Destelao.com te informa:

Santo Domingo, DN, RD:- Pánico, frustración, temor, angustias y desesperación se han empoderado en las últimas horas de los empleados de la Dirección General de Comunicación (DICOM) por temor a ser cancelados por el incumbente de esa dependencia, luego que éste anunciara en una reunión que “vendrán más cancelaciones de empleados leonelistas para darle oportunidad a gente de Danilo”.

Los servidores públicos, que pidieron mantener en el anonimato sus nombres para evitar ser cancelados por represalias, aseguraron que se mantienen en una intranquilidad laboral porque los constantes despidos injustificados que se están produciendo, pese a sostener que “durante el pasado proceso electoral dejamos el cuero de la piel en las calles para que el compañero Danilo Medina fuera presidente hoy”, por lo cual no se explican ese comportamiento hacia ellos.

El director general de Dicom, Roberto Rodríguez Marchena,  reunió al personal de la institución esta semana y anunció nuevos despidos de personal y agregó que los cancelados no pueden sentirse mal porque eso es normal en política, agregaron la fuente.

Finalizado ese encuentro, de inmediato se procedió al despido de los locutores Apolinar Peña y Fernando Custodio, así como a Elvis Matos y Dionicio de Jesus (que fue el fotógrafo de Juan Bosch), a pesar que pertenecen a la Carrera Administrativa.

Anteriormente habían cancelado a Olmedo Soto, así como los subdirectores Miguel Ortega, Orlando Saillant y Manuel Rodríguez, en total las cancelaciones rondan los 450 empleados.

Los servidores públicos agregaron también que ese comportamiento no sólo se da en contra de los pertenecientes a la corriente leonelista, sino hasta con algunos danilistas y citaron el caso del encargado de edición de Palacio, Jaime Sánchez, quien ha sido maltratado a tal punto que está sin funciones y sin oficina, pese a ser una persona del grupo del presidente  Danilo Medina.    

Muchos servidores públicos hasta se han enfermado de los nervios por temor a Trujillo (como le dicen a Marchena en Palacio), dice la fuente.

“Pero cuando él era vocero del Presidente Leonel Fernández en el primer período de gobierno era una persona sencilla, conversador y humilde, pero ha cambiado totalmente, hasta el punto que es más fácil ver al presidente Medina y no a él”, agregaron los empleados que reiteraron mantener el anonimato.  

A la llegada del señor Marchena a la Dirección General de Comunicaciones había un total de 650 servidores públicos, debido a la unificación de la antigua Dirección General de Prensa, Publicidad y Relaciones Públicas de la Presidencia y el Centro de Información Gubernamental para crear DICOM, que hoy tiene 195 empleados.

 Recientemente el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), a través de su vocero Héctor Olivo, se quejó públicamente de las cancelaciones injustificadas de  locutores, periodistas, camarógrafos y fotógrafos pertenecientes a esa agrupación política por parte de la Dirección de Comunicaciones que encabeza Roberto Rodríguez Marchena. 

Esa situación se da pese a que el ministro del Ministerio de  Administración Pública (MAP) ha reiterado varias veces que no se pueden cancelar empleados públicos si justificación y más si pertenecen la Carrera Administrativa.